Deportes

Bolt vuela en Suiza: 9.83 en 100m planos

Usain Bolt prolongó su racha victoriosa en Zurich.
Usain Bolt prolongó su racha victoriosa en Zurich. MCT

El jamaicano Usain Bolt, nuevo icono del atletismo mundial, regreso en Zurich a las pistas una semana después de su gesta en los Juegos Olimpicos de Pekin y prolongo su racha victoriosa, pero esta vez, sin sus dos grandes rivales en 100 metros, se impuso con una marca "humana'': 9.83.

La carrera tuvo el aliciente emotivo del adiós de Maria Mutola a la competición internacional.


El estadounidense Walter Dix, bronce en los Juegos de Pekin, se arrojo sobre la línea de meta pero aún así solo pudo llegar 16 centésimas después que el prodigio jamaicano (9.99). El trinitense Richard Thompson, que había sido subcampeón olímpico, terminó el viernestercero con 10.09.

Bolt, de 22 años recién cumplidos, asombró al mundo en Pekin tanto por sus tres medallas de oro como por los récords mundiales que las acompañaron: 9.69 en 100 metros, 19.30 en 200 y 37.10 en relevos 4x100. Nadie había logrado nada semejante.

En la Weltklasse de Zurich, penúltima prueba de la Golden League, no estuvieron su compatriota Asafa Powell ni el estadounidense Tyson Gay, los dos atletas que le disputan la supremacía de la velocidad mundial, pero si 38 medallistas olímpicos, entre ellos 14 campeones.

La keniana Pamela Jelimo, campeona olímpica de 800 metros, consiguió hoy una marca de 1:54.01 que es la mejor desde que la checoslovaca Jarmila Kratochvilova estableció, hace 25 anos, su récord mundial de 1:53.28.

Con solo 18 años, Jelimo ha batido por tercera vez en el año el récord mundial junior y se ha situado tercera en el ránking mundial de todos los tiempos, solo por detrás de Kratochvilova y de la soviética Nadezdha Olizarenko.

Para intentar batir el récord mas viejo del atletismo, los organizadores de Zurich buscaron una liebre excepcional y la encontraron en la rusa Svetlana Klyuka, cuarta en la final olímpica de Pekin, que se avino a hacer labores de subalterna.

Klyuka recibió el encargo de pasar los 400 en 55.0 y los 600 en 1:23.0, pero ya en el primer parcial se fue a 55.68 y Chelimo tuvo que adelantarla antes de llegar a los 600. La keniana paro el crono en 1:54.01.

La carrera tuvo el aliciente emotivo del adiós de Maria Mutola a la competición internacional. Un cuarto puesto y una marca de 1:58.71 quedaran para la historia como los registros de la ultima actuación internacional de la mozambiqueña.

Dayron Robles, campeón olímpico y plusmarquista mundial, continuo su marcha triunfal en 110 metros vallas en ausencia de su gran adversario, el chino Liu Xiang, que no pudo competir en los Juegos por lesión. El cubano resistió el ataque desesperado del estadounidense David Oliver, bronce en Pekin, y venció con 12.97, una centésima por debajo del norteamericano.

El campeón olímpico de 1.500, el bahrainí Rashid Ramzi, sufrió su primera derrota después de los Juegos. El keniano Haron Keitany, campeón de Africa y en su primera temporada en la distancia, le batió claramente al esprint en una carrera lanzada a 1:52 los 800 que acabo para el ganador en 3:32.06, su mejor marca personal. Ramzi llego desde atrás para acabar segundo en 3:32.86, aun así su mejor registro del año.

El keniano Paul Kipsiele Koech, líder del ránking mundial del año en 3.000 m. obstáculos, recorrió en solitario las tres ultimas vueltas y venció con un tiempo de 8:04.26, una marca inaccesible para los demás este año pese a ser solo su tercer mejor registro de la temporada. El francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, inesperado subcampeón olímpico en Pekin, logró aquí el mismo puesto con la mejor marca europea del año (8:09.95).

El público, que como todos los años abarrotó el estadio Letzigrund, tributó un homenaje a los medallistas olímpicos suizos, entre quienes destaco el ciclista Fabian Cancellara, campeón contrarreloj y bronce en la prueba de fondo.

  Comentarios