Deportes

En acción los nuevos Dolphins

Tackle Jake Long, izquierda.
Tackle Jake Long, izquierda. MIAMI HERALD STAFF

Todos los ingredientes para ser un gran partido tiene el choque que protagonizarán los Dolphins y los Jets de Nueva York, hoy (1 p.m.) en Miami.

El escuadrón de la Capital del Sol presentará un equipo reconstruido, con el entrenador Tony Sparano en su debut oficial en la NFL, con Chad Pennington como quarterback abridor, el número uno del draft 2008 Jake Long como su protector y Ricky Williams como el running back titular.

Al frente piloteando a los Jets estará una leyenda del football, Brett Favre, quien en agosto pasado dejó a los Packers de Green Bay, su club de toda la vida, para incorporarse al conjunto de la Gran Manzana.

Este movimiento determinó que los neoyorquinos liberaran a Pennington, quien tres días después firmaba con los Dolphins por $11.5 millones y dos años.

Aunque Pennington ha dicho claramente que no toma como una revancha el partido de hoy, el duelo que sostendrá con Favre será fenomenal e involucra muchas emociones pues toda su carrera en la liga la hizo con los Jets.

"Brett y yo estamos en situación similar. Al mismo tiempo llegamos a un nuevo equipo'', comentó Pennington. "Recuerdo haber escuchado a Brett decir: ‘Esto es como ser de nuevo un novato'''.

Pennington tratará de probar que los Jets se equivocaron al dejarlo libre. Favre, por su parte, intentará demostrar por qué posee siete récords en la NFL, y hoy sumará su 276 apertura consecutiva para extender su registro en la liga.

Para los Dolphins, el arribo de Pennington ha sido una bendición.

Desde que el legendario Dan Marino se retiró en el 2000, el club miamense no ha tenido un quarterback que despierte esperanzas, pues el recientemente retirado Dante Culpepper, quien llegó al club en el 2006, venía de una operación de ligamentos en la rodilla lesionado y nunca recuperó su nivel.

En cambio, Pennington, con el más alto promedio de pases completados en la historia de la liga, ha caído como anillo al dedo a un equipo que el año pasado sólo ganó uno de 16 partidos en la peor campaña en su historia.

"Desde la primera práctica, uno podía sentir su confianza [la de Pennington]'', comentó Williams. "Eso nos ayudó a creer en nosotros mismos como ofensiva y como equipo. En este momento es nuestro Jugador Más Valioso''.

A pesar del poco tiempo en el club, Pennington fue elegido por sus compañeros como el capitán del equipo, debido a su ética de trabajo y a su disposición de establecer rápidamente una buena relación con todos.

Sparano eligió a Chad Henne como el suplente.

El primera partido de la temporada regular será una prueba de fuego para los Dolphins, que tienen 27 jugadores nuevos en un plantel de 53, decididos todos a empezar a escribir una nueva historia de éxitos.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lfsanchez @elnuevoherald.com



  Comentarios