Deportes

Mucho castigo para la UM

AARON HERNANDEZ atrapa el ovoide sobre la marcación de Grant Chávez (24) para abrir el 
camino de la victoria de los Gators sobre los Huracanes, en Gainesville ante 90,000 personas.
AARON HERNANDEZ atrapa el ovoide sobre la marcación de Grant Chávez (24) para abrir el camino de la victoria de los Gators sobre los Huracanes, en Gainesville ante 90,000 personas. The Miami Herald

Desde el inicio los nervios de los jóvenes Huracanes fueron obvios. Aun así jugaron un partidazo, aunque el marcador no lo demuestre al final, confirmando que este equipo es bastante distinto al de hace un año y que poco le falta para competir con cualquiera.

Los jóvenes Huracanes sucumben ante la experiencia de los Gators


Un record 90,863 aficionados llenaron el estadio de los Gators, creando una atmósfera eléctrica, ayudando a los de la Universidad de Florida (2-0) vencer a los Huracanes (1-1), 26-3.

Antes del partido la opinión fija era que los Gators dominarían todo el partido y terminarían con los Huracanes temprano en el encuentro; pero algo en el aire daba la impresión que la UM no se iba a dejar vencer fácilmente.

Durante tres cuartos los Gators, uno de los equipos más rápidos del país, sufrieron ofensivamente con una defensa visitante que les perseguía a todo tren. Pero al final la experiencia de Florida fue demasiado y con un touchdown de Percy Harvin y otro aéreo de Tim Tebow las aguas se abrieron y no había nada que los Huracanes podían hacer.

Hasta ese momento del principio del último tiempo la ventaja de los Gators era de sólo tres puntos y parecía que los Huracanes podrían sorprender al país.

El partido no comenzó de la forma que Randy Shannon hubiera querido ofensivamente, y la primera serie terminó con una pateada horrible de Matt Bosher que permitió que los Gators comenzaran su primera serie en terreno rival.

Tebow, quien terminó con 291 yardas totales, no tardó en abrir el marcador, conectando con Aaron Hernández desde 14 yardas para la ventaja inicial.

En el resto de la mitad los Gators no volverían a tener el balón en tan buen sitio.

Bosher mejoró su impresión en el partido, abriendo el marcador visitante con una pateada desde 50 yardas que cortó la ventaja a 7-3.

Los Huracanes jugaron bien defensivamente y no fue hasta que la defensa de los Gators bloqueara una pateada que marcarían otra vez.

Jeffery Demps consiguió meter las manos delante del balón, bloqueando una pateada de Bosher en su propio endzone. El balón salió por la parte de atrás del terreno de juego y los caseros se conformaron con dos puntos del safety, entrando al descanso con una ventaja de 9-3.

El tercer cuarto fue mas de lo mismo para los Huracanes, buena defensa y pocas posibilidades ofensivamente.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios