Deportes

Favre diserta contra los Dolphins en triunfo de los Jets

Brett Favre guia la ofensiva de los Jets.
Brett Favre guia la ofensiva de los Jets.

Con los corazones latiendo a 1,000 por minuto, los Jets de Nueva York vencieron 20-14 a Dolphins en Miami en vibrante choque disputado hasta el segundo final.

Los 65,859 aficionados que asistieron ayer al Dolphin Stadium disfrutaron con la clase del sabio quarterback de los Jets, Brett Favre, quien a los 38 años mejora como los viejos vinos. También la afición disfruta con un escuadrón de Miami fortalecido, en referencia a la campaña pasada cuando perdió 15 de 16 partidos.

Favre le ganó el duelo a Chad Pennington con 15 pases completados de 22 para 194 yardas y dos touchdowns, mientras el quarterback de los Dolphins completó 26 de 43 para 251 yardas, dos TDs, y una intercepción.

De entrada, Favre le puso las cosas difíciles a los Dolphins. Se habían jugado apenas 6:18 minutos. El legendario quarterback hizo un pase de 56 yardas a Jerricho Cotchery para touchdown y con la patada del kicker Mike Nugent los Jets pasaron adelante 7-0.

La suerte acompañó a los Dolphins, pues faltando 3:31 minutos para el fin del primer período, Nugent falló un gol de campo que hubiera estirado la ventaja.

Los Dolphins empezaron con el running back Ricky Williams y luego le tocó el turno a Ronnie Brown, quien le dio más movilidad a la ofensiva.

Pennington, poco a poco, se fue acomodando después de un comienzo inseguro.

Un pase de cinco yardas de Pennington a Anthony Fasano y el punto extra del kicker Dan Carpenter le dieron el empate 7-7 a los Dolphins a los 3:19 del segundo período.

La línea ofensiva literalmente blindó a Pennington. Con semejante protección, el quarterback del escuadrón miamense tuvo el tiempo necesario para conectarse con su receiver destapado.

Los Jets se pusieron adelante nuevamente con una jugada increíble de Favre, quien alcanzado por un rival, cayéndose hizo un pase de 22 yardas a Chansi Stuckey para que anotara. Nueva York buscó los dos puntos, pero Favre no pudo completar y la cuenta se puso 13-7, a los 8:08 de segundo cuarto.

En el tercer cuarto, a los 13:52, Thomas Jones con una acarreada de seis yardas aumentó la diferencia de su equipo, que con el punto extra de Nugent subió a 20-7.

A los 11:37 del cuarto período, un pase de 11 yardas de Pennington a David Martin y la patada de Carpenter acortaron la distancia a 20-14 y puso emoción al final.

En el balance general, los Dolphins mostraron un equipo mejor que el año pasado.

La ofensiva ha mejorado con la presencia de una línea ofensiva más aplicada, que brinda la protección indispensable al quarterback. Pennington también se muestra como un jugador confiable, y no como en la temporada pasada que las interceptaciones y las pérdidas del ovoide fueron fatales para los Dolphins.

En la defensiva ya no están Jason Taylor y Zach Thomas, quienes durante una década se habían convertido en pilares del equipo. Ahora hay figuras nuevas, pero el bloque funciona con dignidad.

En los equipos especiales, destacó Davone Bess con algunos retornos electrizantes.

Al paso que van, los Dolphins despiertan esperanzas y pueden seguir mejorando.

  Comentarios