Deportes

Los Marlins hacen historia a fuerza de jonrones

HANLEY RAMIREZ abraza a Jorge Cantú luego de que se 
sumara al grupo de jugadores con 25 o más jonrones.
HANLEY RAMIREZ abraza a Jorge Cantú luego de que se sumara al grupo de jugadores con 25 o más jonrones.

Quizás las aspiraciones de avanzar a los playoffs se terminaron para los Marlins de Florida, pero el equipo, tal como lo dijo su mánager Fredi González, no quiere despedirse de este 2008 en forma silente.

Cada miembro del infield de los Marlins suma 25 o más jonrones en un mismo año


Y ciertamente anoche los peces hicieron ruido, un estruendo cuyo impacto, el de un solo swing, envió al conjunto floridano a los libros de récords.

Jorge Cantú disparó un bambinazo anoche en el cuarto episodio, su número 25 de la campaña, para que los Marlins se convirtieran en el primer equipo en la historia de las Grandes Ligas en contar con cuatro infielders con 25 o más jonrones en una misma campaña.

El jonrón del antesalista mexicano no sólo fue histórico, sino clave para que los Marlins se impusieran 2-1 a Nacionales de Washington en el primer desafío de la serie del Dolphin Stadium y que fue presenciado por 12,121 aficionados.

Cantú devolvió con fuerza a las tribunas del jardín izquierdo un pitcheo del novato Shairon Martis para sumar la primera rayita de los peces en el partido y así alcanzar el hito, que tuvo como epílogo para Cantú, el saludo, al llegar al plato, de Mike Jacobs (32 jonrones), Dan Uggla (30) y Hanley Ramírez (29), precisamente sus tres compañeros de infield.

El equipo que estuvo más cerca de llegar al exclusivo sitio al que los peces accedieron anoche fueron los Rangers de Texas del 2005, pero su campocorto Michael Young terminó conectando 24 cuadrangulares.

Fue una jornada de celebración también para el serpentinero zurdo Scott Olsen (7-10), quien se apuntó su primer triunfo desde el 19 de julio, cuando venció a los Filis de Filadelfia.

Olsen, quien había permitido cuatro o más anotaciones en sus últimas cuatro salidas, terminó lanzando seis entradas en las que aceptó igual número hits y sólo una rayita. Ponchó a cuatro y otorgó cuatro pasaportes.

La diferencia entre un juego sin decisión y la victoria para Olsen la estableció Ramírez con su velocidad en el sexto episodio, cuando abrió con boleto y se robó la intermedia y anotó por un error del torpedero Cristian Guzmán.

Matt Lindstrom retiró a los tres hombres que enfrentó y se apuntó su tercer rescate del año.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lrangel @elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios