Deportes

Marlins, a palo limpio se escriben los récords

HANLEY RAMIREZ da gracias al cielo tras conectar anoche un jonrón 
de dos carreras. El dominicano es el segundo Marlin en el club 30-30.
HANLEY RAMIREZ da gracias al cielo tras conectar anoche un jonrón de dos carreras. El dominicano es el segundo Marlin en el club 30-30. Associated Press

A fuerza de jonrones, los Marlins de la Florida están reescribiendo el libro de récords de las Grandes Ligas, algo que no es poca cosa para una de las franquicias más jóvenes en la historia.

Hanley convierte a los peces en el segundo equipo con tres infielders con 30 o más jonrones


Jorge Cantú y Hanley Ramírez sacaron pelotas del parque no sólo para contribuir al triunfo 4-2 sobre los Nacionales de Washington, sino para darle un sabor extra a una temporada que dejará más hechos positivos que negativos.

El jonrón del torpedero dominicano con un hombre a bordo sirvió para que los peces se convirtieran en el segundo equipo de todos los tiempos con tres infielders titulares con 30 o más vuelacercas.

Ramírez, que disparó su conexión en el segundo episodio, se une al inicialista Mike Jacobs, quien acumula 32 pelotas para la calle, y al camarero Dan Uggla con 30.

Con este trío de poder en el cuadro, los Marlins se unieron a los Atléticos de Oakland del 2001 Oakland Athletics, que lograron la hazaña con el primera base Jason Giambi (38), el antesalista Eric Chávez (32) y el torpedero dominicano Miguel Tejada (31).

Con este jonrón, Ramírez se convirtió en el segundo jugador en la historia de los peces en integrar el club 30-30, pues el dominicano ya tenía en su cuenta 33 bases robadas antes del choque de anoche.

El otro miembro del club es Preston Wilson, quien disparó 31 bambinazos y estafó 36 almohadillas en el 2000.

Cantú, que hizo historia el viernes al pegar su jonrón número 25, dio muestras de poder anoche al conectar un descomunal batazo sobre un envío del abridor de los Nacionales, Tim Redding, con un compañero en circulación en el mismo primer capítulo.

El mexicano necesita cuatro estacazos de vuelta entera más para unirse en el listón de los 30 a sus colegas del infield, algo que marcaría un hito en las Mayores y en especial para un equipo que ya suma cinco hombres -Cody Ross es el otro- con 20 o más jonrones.

Los batazos de Cantú y Ramírez vinieron como anillo al dedo para reforzar la labor de Josh Johnson en el montículo, quien durante seis entradas sorteó las amenazas de los Nacionales al permitir seis hits, dos anotaciones limpias, ponchó a nueve y regaló un boleto.

En su 12da apertura desde que fuera activado de la lista de inhabilitados, Johnson tuvo su peor momento en el sexto, cuando Elijah Dukes le conectó un doble impulsor de dos carreras.

A esa altura del choque, el piloto Fredi González no quiso correr riesgos y echó mano a su bullpen -cuatro relevistas- que se encargó de poner la victoria a buen resguardo. Ahora los peces se encuentran a cuatro juegos por encima de .500.

No es el punto donde ellos hubieran querido estar en este septiembre, pero es mucho mejor que el de todos los que pronosticaron una debacle de 100 o más derrotas para el conjunto peor pagado de la gran carpa.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios