Deportes

Los Marlins en busca del milagro

Con cinco triunfos consecutivos, los Marlins de la Florida se adentran en los últimos días de la temporada impulsados por el deseo de terminar por encima de .500, ya que los playoffs -si no ocurre un milagro que demuestre lo contrario- se escaparon como agua entre los dedos.

Y esto no es poca cosa para un equipo del que nadie hablaba y, cuando se hacía, era para decir con apuro que su lugar era el sótano de la División Este muy por detrás de otros monstruos en talento y salario.

"Uno no puede dejar de luchar hasta el día final, pase lo que pase'', expresó el piloto Fredi González. "Si algo ha demostrado este equipo es que nunca se rinde por muy mala que sea la realidad''.

Si esta racha de victorias se hubiera producido en algún punto de agosto, tal vez los floridanos se encontrarían en otra circunstancia de cara a la postemporada, pero ésta no es la hora de hacer leña de un árbol que ha crecido más de lo que de él se esperaba.

Gracias a un fenomenal triunfo el domingo al borrar una diferencia de seis carreras, los peces sumaron su victoria número 40 viniendo de atrás. Este fue el éxito en el cual tuvieron que recuperarse de su mayor déficit.

En cinco ocasiones este año, los Marlins han renacido en los momentos finales luego de ir perdiendo por 3 carreras.

"Eso demuestra que es verdad la frase de que el juego no acaba hasta que acabe, hasta que se saca el último out'', comentó Dan Uggla. "Al menos, así es como lo vemos nosotros en este equipo''.

Con 13 juegos por cumplir en el calendario, los Marlins se encuentran a seis rayitas y media de los Mets de Nueva York en el Este y con marca de 77-72 tienen buenos chances de completar su primera campaña ganadora desde el 2005, cuando finalizaron con balance de 83-79.

Pero antes de eso, los peces tienen que sortear uno de los peores obstáculos del momento en el viejo circuito: unos Astros de Houston que han renacido en gran forma al punto de estar metidos de lleno en la pelea por el wild card.

Como si fuera poco, el primer lanzador de los texanos es ni más ni menos que el estelar Roy Oswalt, quien tratará por todos los medios de sumar su triunfo número 16 para redondear otra contienda admirable.

Oswalt estuvo brillante en su salida previa al lanzar su segunda lechada en fila en un triunfo sobre los Piratas, además de romper la marca del club de más entradas consecutivas sin admitir carreras con 32.1.

Los Marlins, sin embargo, no son de los que se amilanan por los grandes nombres y la última vez que le vieron la cara a Oswalt el 11 de abril en Houston llevaron la mejor parte al facturarle ocho anotaciones en sólo cuatro entradas.

Para este desafío, González le ha dado la bola a Chris Volstad, quien realizará la apertura número 12 de su carrera y tratará de mantener intacta la segunda mejor cadena de éxitos del conjunto en la campaña.

, pues los Marlins ganaron siete seguidos del 4 al 11 de mayo. Con sólo 21 años de edad, Volstad (4-2 y 3.31 de promedio de carrers limpias) es uno de los más fuertes candidatos para integrar la rotación de los peces para la próxima cotienda. El muchacho de Palm Beach Gardens es, al igual que otros, parte de la historia agradable que dejaran los Marlins en su recorrido por la historia del béisbol.

  Comentarios