Deportes

Estrellas cubanas de las Grandes Ligas se unen para combatir tragedia

Liván Hernández.
Liván Hernández.

Entre secretos y susurros, los aficionados de Cuba no se han olvidado de Liván y El Duque Hernández, pero ellos tampoco se han olvidado de su gente en la isla, mucho menos ahora en tiempos de tragedia.

Ambos lanzadores junto a decenas de peloteros cubanos que han pasado o se mantienen activos en Grandes Ligas se unirán este sábado junto a artistas y periodistas para recaudar fondos con destino a los damnificados tras el paso de los huracanes Ike y Gustav por la isla.

Y qué mejor manera de hacerlo que un juego de sóftbol que tendrá como nombre "Un jonrón para Cuba''.

"Yo no podré estar en el terreno, porque aún me recupero de una operación, aunque ganas no me faltan'', manifestó El Duque. "Sí estaré en el dogaut siguendo de cerca las acciones''.

El choque tendrá lugar a partir de las 11:00 a.m. en las instalaciones del Shenandoah Park, localizado en el número 1800 SW de la 21 calle y se espera la asistencia de miles de aficionados.

Hasta el momento han confirmado su colaboración El Duque Hernández, Rolando Arrojo, Osvaldo Fernández, Ariel Prieto, entre otros, así como el cantante Isaac Delgado y los comediantes Gilbertico y Miguelito.

"No estaré de cuerpo presente, porque todavía estoy con los Rockies participando en la temporada regular'', expresó Liván. "Pero me aseguraré de que mi aporte sea el que requiere el momento para nuestros hermanos en la isla''.

La recaudación del evento será entregada íntegramente a Cáritas (Catholic Charities), la cual se encargará de trasladar y distribuir en Cuba todas las donaciones materiales y monetarias recibidas.

En el encuentro, los fanáticos tendrán la oportunidad de batear frente a lanzadores de las Grandes Ligas, así como obtener el autógrafo de sus atletas y artistas favoritos, quienes al final se medirán en un partido amistoso de sóftbol.

Según fuentes oficiales el paso de Gustav y Ike sobre Cuba dejó pérdidas de unos $5,000 millones, sobre todo en la agricultura, y alrededor de medio millón de viviendas destruidas.

Las autoridades gubernamentales reconocen preliminarmente que más de 63,000 hogares sufrieron derrumbes totales a lo largo del país. Se estima que de los tres millones de personas evacuadas durante ambos ciclones, la mitad de ellas no podrá regresar de inmediato a sus casas.

"Yo he podido ver algo de la destrucción por las imágenes que nos lleguen y siento mucha penas por aquellos que lo han perdido todo'', expresó El Duque. "Así que si podemos poner nuestro granito de arena en devolverles parte de la alegría lo vamos a hacer. Es nuestro deber como seres humanos y como cubanos''.

La iniciativa de los peloteros es la última de una lista de acciones emprendida por organizaciones e instituciones humanitarias de la comunidad cubana de Miami que ha sido silenciada por completo por la prensa oficial de la isla.

"Nuestro compromiso principal es con la gente que sufre'', agregó El Duque. "No queremos otro reconocimiento que el de saber que los cubanos pudieran beneficiarse de este esfuerzo. Ellos, a pesar de los obstáculos, nunca nos han olvidado. Nosotros tampoco a ellos y esta es la hora de demostrarlo''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios