Deportes

Sigue el vandalismo en los estadios de Colombia

El estadio El Campín fue escenario de nuevos hechos de violencia en el fútbol colombiano cuando vándalos destrozaron 754 sillas recién instaladas en la tribuna popular durante el clásico Santa Fe-Millonarios.

La acción fue atribuida por la policia a integrantes de la barra "Guardia Albiroja'' del Santa Fe, que el sábado en la noche le ganó 1-0 a Millonarios por la novena fecha del torneo Clausura del fútbol colombiano.

Millonarios, que actuó en calidad de local, tendrá que desembolsar el equivalente a más de 20.000 dólares para reponer las sillas, según dispuso la alcaldía de la ciudad.

Incidentes similares se dieron hace unos días en el partido que Millonarios le ganó 3-0 al Cúcuta Deportivo.

El presidente de Millonarios, Juan Carlos López, dijo el domingo que su equipo no esta dispuesto a pagar más por el mal comportamiento de los fanáticos y sugirió utilizar otras sillas.

Los incidentes del sábado se produjeron luyego que un aficionado murió el sábado a unas cuadras de Campín, aparentemente víctima de una dolencia cardiaca, según dijo la policía.

Henry Andrés Bohórquez, de 19 años, seguidor del Santa Fe, fue conducido a la Clínica San Nicolás, a unas cuadras del estadio.

El director de la clínica, el doctor Luis Pareja, anotó que el cuerpo de Bohórquez no presentó ninguna herida, contusión o señal de violencia.

Hinchas del Santa Fe, sin embargo, denunciaron que Bohórquez supuestamente habría sido golpeado por agentes de la policía.

  Comentarios