Deportes

Ataque sorpresa, clave en los Dolphins

Ronnie Brown afirmó que el plan ofensivo de los Dolphins sorprendió a los Patriots de Nueva Inglaterra, y fue la clave en la impresionante victoria del domingo en el Gillette Stadium.

El running back se convirtió en el primer jugador en la NFL, desde Paddy Driscoll de los Cardinals de Chicago en 1923 en anotar cuatro touchdowns y dar un pase para anotación.

En seis oportunidades, los Patriots (2-1) fueron literalmente avasallados por el ataque que emplearon los Dolphins (1-2) en el triunfo 38-13.

"Pienso que el elemento sorpresa fue decisivo, y confundió a los Patriots que no pudieron anticiparse a las jugadas'', comentó Brown. "Cuando nosotros estábamos formados para atacar, los veíamos con dificultades para adivinar nuestras intenciones, y al mismo tiempo ejecutamos las jugadas de manera perfecta. Felizmente para nosotros, ellos iban al lugar equivocado''.

El entrenador de los Patriots, Bill Belichick, dijo que habían trabajado para frenar las jugadas que hicieron el domingo los Dolphins, porque las habían visto hacer a los Jets de Nueva York.

"Los Dolphins ejecutaron sus ataques mejor de lo que nosotros los defendimos'', comentó ayer el dirigente de Nueva Inglaterra. "Tenemos que hacer un mejor trabajo entrenando y jugando''.

Brown agregó que le quedan 13 partidos al equipo y esperan continuar por la senda de la victoria.

Los Dolphins descansarán la próximo fecha y el domingo 5 de octubre recibirán a los Chargers de San Diego.

Por su parte, el entrenador de los Dolphins, Tony Sparano, afirmó que las acciones ofensivas que produjeron los cinco touchdowns en los que participó Brown no fueron producto de la improvisación.

"Eso no fue algo que apareció de pronto en la pizarra dos días atrás'', afirmó Sparano. "Cuando regresábamos de Arizona la semana pasada, luego de perder 31-10 contra los Cardinals, pensé que necesitábamos crear más espacio; y también más entusiasmo en las prácticas. Cuando empezamos a estudiar el plan de juego contra los Patriots, pensamos que podíamos aplicar algunas jugadas de sorpresa''.

El linebacker Joey Porter había anticipado que los Patriots no es el mismo equipo sin Tom Brady, quien se perderá toda la temporada debido a la rotura del ligamento cruzado de la rodilla.

Muchos criticaron las palabras de Porter, y señalaron que lo único que estaba haciendo era motivar al rival.

A la hora de la verdad, Porter fue uno de los puntales de los Dolphins: derribó tres veces al quarterback Matt Cassel y lo forzó a un fumble, igualando la mejor producción de su carrera en un partido.

"Pienso que en los primeros dos partidos de la temporada la defensa fue responsable de las derrotas porque al no hacer su trabajo obligó a la ofensiva a arriesgar más de la cuenta'', expresó Porter. "Cuando el equipo está abajo 14-0 ó 17-0, no se puede acarrear el ovoide con Ricky [Williams} y Ronnie [Brown] cono nosotros queremos, sino que hay que apelar al juego aéreo. Nuestra fuerza está en la ofensiva terrestre, y luego Chad [Pennington] tiene la opción de abrir el juego cuando sea necesario''.

  Comentarios