Deportes

La tristeza embarga a los Yankees

ALEX RODRIGUEZ se va una vez más con las manos vacías en su intento de ganar un anillo de Serie Mundial.
ALEX RODRIGUEZ se va una vez más con las manos vacías en su intento de ganar un anillo de Serie Mundial. Associated Press

Joe Girardi no podía ocultar su decepción. La tristeza dio paso a la frustración, y con ella el rechazo hacia lo que todo el mundo en el béisbol, excepto él, está deseando: el inicio de la postemporada.

Las lesiones y una ofensiva y un pitcheo discretos decretaron su eliminación


"Pensé que estaríamos jugando el 1ro de octubre'', se lamentó el mánager de los Yankees de Nueva York, conjunto que fue oficialmente eliminado en la jornada del martes. ‘‘Va a ser difícil de entender y me va a costar recuperarme, porque uno siempre quiere estar en acción en la postemporada. No creo que vaya a ver mucho béisbol en octubre''.

Seguramente habrá muchos aficionados que tomarán la misma posición del ex piloto de los Marlins de Florida.

Y es que los Yankees se han convertido en el sinónimo de los playoffs, una tradición que llega en octubre con tanta seguridad como las festividades de Halloween.

Ha pasado tanto tiempo desde que el conjunto de Nueva York no juega en la postemporada, que Derek Jeter, quien prácticamente ya tiene un puesto en el Salón de la Fama, desconoce lo que es un mes de octubre sin pelota.

"Todo se reduce básicamente al hecho de que no fuimos buenos'', dijo Jeter, quien llegó a los Yankees en 1995, el primer año de la impresionante racha de 13 apariciones de postemporada que tejieron los Bombarderos del Bronx. "Es una decepción muy grande. Es lo único que puedo decir''.

Ciertamente, los Yankees no fueron lo suficientemente buenos. Para los playoffs entran cuatro y el equipo dirigido por Girardi fue, para ubicarlo en un ránking, octavo en su circuito. En ese lugar terminó en rayitas anotadas y en efectividad entre los clubes de la Americana.

No todo fue culpa de la baja producción de peloteros. Las lesiones, la única muralla que no pueden sortear las estrellas, se interpusieron en el chance de que la "Casa que Babe Ruth Construyó'' tuviera una oportunidad más de ser testigo de los playoffs.

Cayeron por diferentes motivos de salud, entre otros, Hideki Matsui y Jorge Posada, mientras que Chien-Ming Wang, el más eficiente de los abridores en las últimas dos contiendas, apenas pudo hacer 15 aperturas.

Para completar el infortunio de los Yankees, esta vez no tuvieron que rivalizar con un solo enemigo real, los Medias Rojas de Boston, sino también contra los repotenciados Rays de Tampa Bay.

"Esto es frustrante y muy desafortunado. Con el talento que teníamos creo que debimos haber hecho mucho más'', dijo Alex Rodríguez.

Pero al final, para los que portan el uniforme más tradicional de la pelota, todo esto no sirve de consuelo, ni ayuda a pasar el despecho de ver cómo sus colegas disputan la joya más preciada para todo jugador, el anillo de Serie Mundial.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lrangel @elnuevoherald.com



  Comentarios