Deportes

Al borde del abismo

TRAS DISPARAR un jonrón, Josh Willingham recibe las felicitaciones de Cody Ross, de los 
Marlins, en la sexta entrada, mientras el receptor de los Mets Brian Schneider se lamenta.
TRAS DISPARAR un jonrón, Josh Willingham recibe las felicitaciones de Cody Ross, de los Marlins, en la sexta entrada, mientras el receptor de los Mets Brian Schneider se lamenta. AP

La pesadilla se repite. La víctima y los victimarios son los mismos.

Los peces se imponen y están a punto de arruinarle la fiesta a los Mets


Chris Volstad lanzó seis sólidas entradas, Hanley Ramírez conectó cuatro indiscutibles y Josh Willingham se fue para la calle para que los Marlins de Florida derrotaran 6-1 a los Mets de Nueva York, que vieron alejarse sus esperanzas de coronarse en el Este de la Nacional y se pusieron además por debajo en la lucha por el wild card.

Tal como sucedió el año pasado cuando los peces le ganaron dos en la última serie a los Mets y los dejaron afuera de la postemporada, la novena floridana combinó un sólido pitcheo con una sobresaliente ofensiva para apuntarse el primer triunfo de los tres enfrentamientos.

Para tratar de evitar lo sucedido en el 2007, el mánager de los Mets, Jerry Manuel, enviará a su estelar lanzador Johan Santana para abrir hoy.

El zurdo tendrá sólo tres días de descanso, una situación en la que en el pasado no ha sido tan efectivo.

Mike Pelfrey (13-11) permitió tres carreras y ocho hits en seis entradas, y dejó su balance en 0-4 contra los Marlins en este año.

El abridor de los peces, Volstad (6-4) aceptó sólo una anotación, que fue sucia y Ramírez pisó el plato tres veces y se robó dos bases.

El mes de septiembre ha sido para el olvido para los Mets, que tienen 2-5 desde que tomaron posesión del Este de la Nacional el pasado viernes con un triunfo sobre los Bravos de Atlanta.

Y una vez más el bullpen volvió a darle dolores de cabeza a Manuel. Si los juegos durasen ocho entradas, los Mets tendrían una ventaja de ocho partidos sobre Filadelfia en la cima del Este del viejo circuito, de acuerdo a Stats.

Después de que Pelfrey fue retirado, Nueva York usó a cuatro relevistas en el séptimo inning. Los cuatro se combinaron para entregar tres boletos, con un wild pitch y golpearon un bateador, mientras los peces anotaban dos veces y se colocaban 5-1.

Los Mets tuvieron varias oportunidades para cambiar el destino de la noche, pero no encontraron el batazo decisivo, especialmente en el inicio del encuentro. De hecho, en los tres primeros innings dejaron hasta seis hombres esperando remolque.

  Comentarios