Deportes

Baja la cantidad de jonrones en las Mayores

Los cuadrangulares en las Grandes Ligas bajaron este año a su nivel más bajo desde1993, y el jardinero central de los Angelinos Torii Hunter piensa que podría saber la razón.

"Pienso que las pruebas de esteroides han tenido que ver con eso," dijo. "Si habían tipos tomando esteroides, ya no los están usando. Diría que es un porcentaje bien bajo, pero por supuesto que va a tener su impacto."

Si habían tipos tomando esteroides, ya no los están usando. Diría que es un porcentaje bien bajo, pero por supuesto que va a tener su impacto.

Un promedio de 2.01 jonrones por juego se pegaron este año, menor al de 2,04 que se registró en el 2007. El promedio no había bajado tanto desde hace 15 años, cuando estuvo en 1.78, de acuerdo con el Elias Sports Bureau.

El promedio más alto de jonrones por juego se estableció en el 2000 con 2.34 por juego, y el promedio se mantuvo en 2.14 en el 2003, la última temporada antes de comenzar a hacerse las pruebas anti dopaje.

Miguel Cabrera lideró la Liga Americana con 37 jonrones, la menor cantidad para un campeón de liga desde que Fred McGriff conectara 35 para San Diego para ganar el título jonronero de la Liga Nacional en 1992. Fue el menor total para un campeón de la Liga Americana desde que el propio McGriff conectara 36 para Toronto en 1989.

"Creo que son los estadios más grandes," dijo Cabrera.

El promedio fue virtualmente idéntico en ambas ligas, pero el bajón de poder no fue tan evidente entre los líderes de la Liga Nacional. Ryan Howard de Filadelfia conectó 48 jonrones y se coronó como líder en las mayores por segunda ocasión en tres temporadas.

"Pienso que hay muchos estadios pequeños en la Liga Nacional y muchos estadios grandes en la Liga Americana," dijo Hunter. "Los equipos se están alejando de solo conectar duro la pelota y tratar de sacarla del estadio. Están desarrollando más completamente a los jugadores. Estan comenzando a jugar el béisbol como se jugaba en el pasado."

Con 118 carreras, Dustin Pedroia de Boston tuvo el menor total para un líder de la Liga Americana en una temporada sin acortarse desde Tony Phillips de Detroit (114) en 1992.

El porcentaje de slugging de Alex Rodríguez de .573 fue el menor para un líder de la Liga Americana desde el .543 de Rubén Sierra para Texas en 1989 y las 331 bases totales de Josh Hamilton fueron el menor total para la Liga Americana en una temporada no acortada desde las 313 de Kirby Puckett para Minnesota en 1992.

Hamilton logró 130 RBIs, una más que Justin Morneau de Minnesota, quien podría sobrepasarlo si los Mellizos necesitan jugar un partido de desempate ante los Medias Blancas de Chicago el martes. De todas maneras, será el total más bajo para un líder de la Liga Americana en una temporada sin acortarse desde las 129 de Albert Belle para Cleveland en 1993.

En la Liga Nacional, Howard fue el líder con 146 RBIs y Albert Pujols de San Luis tuvo el slugging más alto con .653.

Chipper Jones de Atlanta logró su primera corona de bateo con promedio de .364, el más alto de su carrera. Pujols terminó segundo con .357.

"Fue una tremenda proeza, desde el punto de vista individual," dijo Jones. "Es una de esas cosas que te da credibilidad instantanea. A lo mejor ya tenía alguna reputación en la liga. Pero una vez tienes el sello de campeón bate, te respetan y te reconocen por ello."

Jones falló en lograr el récord de Mickey Mantle para una temporada para un bateador ambidiestro (.365 en 1957).

"Cuando crecí, habían dos tipos con los que quería ser mencionado cuando me retirara -- Mickey Mantle y Eddie Murray," dijo Jones.

Joe Mauer de Minnesota tiene casí asegurado el título de bateo en la Liga Americana con promedio de .330, mientras que Pedroia le sigue con .326.

Aún si los Medias Blancas vencen a Detroit el lunes, y juegan un partido de desempate el martes ante Minnesota, Mauer tendría que irse de 7-0 o peor para perder el cetro.

Pedroia e Ichiro Suzuki de Seattle compartieron el liderato de la LA con 213 hits. Suzuki igualó el récord de ocho temporadas consecutivas con más de 200 hits, establecido por Willie Keeler (1894-1901). José Reyes de los Mets lideró la LN con 204 hits.

Mark Reynolds de Arizona impuso una nueva marca con 204 ponches recibidos, cinco más que el récord previo establecido por Howard, quien se ponchó 199 veces tanto el año pasado como este año.

Entre los lanzadores, Francisco Rodríguez de los Angelinos salvó un total de 62 partidos, cinco más que el récord de Bobby Thigpen, establecido con los Medias Blancas en 1990. José Valverde de Houston fue el líder en la Nacional con 44 rescates.

Brandon Webb de Arizona (22-7) y Cliff Lee de Cleveland (22-3) lideraron las Mayores en victorias, mientras que Johan Santana de los Mets (2.53) tuvo la mejor efectividad en el Viejo Circuito por primera vez. En la Americana Lee (2.54) fue el líder.

Pittsburgh terminó sin lanzadores con 10 victorias por primera vez desde 1890. Los Piratas (67-95) terminaron con récord perdedor por 16a temporada consecutiva, igualando la marca de los Filis de Filadelfia del 1933 al 48.

Tim Lincecum de San Francisco (265) y A.J. Burnett de Toronto (231) fueron los reyes ponchadores en sus respectivas ligas.

Los 10 juegos completos de CC Sabathia entre Cleveland y Arizona fueron la mayor cantidad desde que Randy Johnson lograra 12 para Arizona en 1999.

  Comentarios