Deportes

Loeb y Sordo siguen liderando el Rally de Cataluña

El Frances Sebastien Loeb y su hija Valentine.
El Frances Sebastien Loeb y su hija Valentine. AP

Los Citroen C4 del francés Sébastien Loeb y del español Dani Sordo, al mando desde el principio, seguían al frente del Rally de Cataluña el sábado, tras la segunda jornada, por delante de los Ford Focus del belga FranÇois Duval y del finlandés Mikko Hirvonen.

Este sábado, se disputaron seis tramos cronometrados (ES7 a ES12) de esta duodécima prueba de las quince del Mundial WRC 2008.

El cuádruple campeón mundial se dio el lujo de relajarse esta jornada por la tarde, lo que permitió a Hirvonen y Duval imponerse en un tramo cronometrado cada uno (ES10 y ES12, respectivamente), aunque los Ford Focus igual quedaron alejados en la clasificación.

Con 27 segundos de ventaja sobre Sordo, disciplinado y resignado a la vez, 51 sobre Duval y un minuto sobre Hirvonen, Loeb se mostró muy satisfecho por lo realizado.

"Las cosas van bien, estamos un poco más tranquilos. Rodé a mi ritmo y aseguré un poco más en el último especial, en el que había algo más de grava y por lo tanto riesgos de pinchazo'', señaló el piloto alsaciano.

"Quizás tenga mayor margen de ventaja que el año pasado, debido a mi técnica de pilotaje, que ha evolucionado'', añadió Loeb, quien en este rally sobre una especie de ‘‘circuito'' ha puesto en práctica su experiencia al volante de otro tipo de autos.

"En el primer tramo cronometrado de la jornada, el más largo, tuve cuidado de preservar los neumáticos, manteniéndolos limpios en trayectoria y deslizándome lo menos posible para evitar el aumento de temperatura'', explicó el francés respecto al ES7 (El Priorat-Ribera de Ebro 1), de 38 km.

Loeb es intocable sobre el asfalto desde hace varias temporadas, y aún así continúa evolucionando en su superficie preferida.

"Ayer comprendí que no podía batir a 'Seb', inclusive, exigiéndome al máximo'', reconoció su compañero de equipo, el joven español Dani Sordo al regreso a Port Aventura, el parque temático en las afueras de Salou, en la provincia de Tarragona.

Sordo probablemente asegurará un tercer doblete consecutivo de Citroën, aunque Ford no tira la toalla.

"Ataqué mucho al comienzo de la jornada, lo que no fue bueno para mis neumáticos. Ahora intento ir más lento y mis cronos son mejores'', señaló por su parte Hirvonen, muy cercano a su compañero Duval, otra referencia sobre el asfalto.

  Comentarios