Deportes

Caen los Huracanes en feroz aguacero

GRAIG COOPER corre con el ovoide en un ataque de los Huracanes. En las siguientes fotos, Robert Marve (9) siente el peso del juego y los Seminoles celebran su éxito en el Dolphin Stadium.
GRAIG COOPER corre con el ovoide en un ataque de los Huracanes. En las siguientes fotos, Robert Marve (9) siente el peso del juego y los Seminoles celebran su éxito en el Dolphin Stadium. El Nuevo Herald

Quienes decían que esta rivalidad ya no es lo que solía ser, no vieron el último capítulo.

Desafortunadamente para los Huracanes, los Seminoles consiguieron la revancha que buscaban.

Los Seminoles de Florida State (4-1, 1-1) vencieron a 41-39 a los Huracanes de la Universidad de Miami (2-3, 0-2), anoche en un partido de dos tiempos completamente distintos delante de 65,786 aficionados que sobrevivieron un aguacero feroz.

Los de Bobby Bowden salieron a todo tren y dominaron un primer tiempo inesperado, entrando al descanso por delante 24-3.

Algo pasó en el vestuario y los Huracanes emergieron como otro equipo, pero al final, la diferencia fue demasiada para remontar y los de Tallahassee se llevaron la victoria.

"Fue una derrota muy difícil'', admitió Randy Shannon. "Hicimos bastante cosas bien y bastantes mal también. Defensivamente no pudimos pararles pero aun así, gracias a la actuación del equipo especial, tuvimos una oportunidad de ganar''.

El corredor de Florida State Antone Smith dominó el primer tiempo, marcando dos veces y los visitantes se vieron con una ventaja cómoda de 21 puntos en el descanso. Todo daba que sería una tarde larga para los Huracanes.

Pero Miami salió al tercer cuarto como un equipo distinto y tras una serie sin éxito para comenzar el tiempo, la defensa recuperó el balón en la 18 de los Seminoles. En la siguiente jugada el novato Travis Benjamín, quien demostró su talento durante todo el partido, tomo el esférico y marcó para el 24-10.

Florida State siguió ejecutando ofensivamente y no tardó mucho para que Smith marcará por tercera vez.

A los pocos minutos, Matt Bosher cortó el marcador a 31-13 al patear de 30 yardas y los Huracanes daban la impresión de un equipo mucho más veterano que sabía lo que necesitaba hacer para volver al partido.

Con 5:29 para jugar en el tercer cuarto, la UM cortó el marcador a 10 con un pase espectacular de sorpresa de Graig Cooper a Benjamín desde 51 yardas.

Pero FSU continuó marcando puntos y tras una pateada de 35 yardas de Graham Gano, ganaban 31-22.

De nuevo los Huracanes remontaron.

Con 11:23 para jugar el novato Sean Spence, quien jugó bastante más de lo normal por la lesión a Colin McCarthy, interceptó a Christian Ponder en la tres de Florida State y marcó para el 34-29.

De repente había opciones para ganar para los locales y en la siguiente serie añadieron tres puntos de Bosher, que podían haber sido más si no fuera por un critico penalti en contra. Aun así sólo dos puntos separaban a los equipos.

Pero los Seminoles no se dejaron ganar, creando una serie de nueve jugadas para 81 yardas y Smith marcó por cuarta vez desde 20 yardas.

En ese momento empezó a caer un diluvio total pero los Huracanes no se rindieron y marcaron por última vez con 14 segundos para disputar. Perdían por dos y la patada para conseguir el balón de vuelta para un último intento no les salió y los Seminoles consiguieron la victoria.

"Tenemos bastante más para hacer'', informó Shannon. "Pero conseguiremos que estos muchachos estén donde pueden ganar''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios