Deportes

Bolivia juega todas sus cartas a ganador

La selección boliviana de fútbol apostará todas sus cartas contra Perú y Uruguay, agobiada por su posición de colista en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica-2010 y con el objetivo de sumar en La Paz los seis puntos para seguir soñando con la clasificación.

El timonel boliviano Erwin 'Platiní' Sánchez citó a 25 jugadores, entre ellos a cinco 'legionarios', planificó un cronograma de más de 10 días de preparación y hasta contrató a un experto portugués en motivación deportiva para los dos partidos considerados decisivos.

Aunque el entrenador suele decir que le gusta "ir paso a paso'' y que está concentrado en Perú, reconoce que una victoria sobre esa selección quedaría sin relevancia si no se apuntala con otro resultado positivo frente a Uruguay.

Con sólo cinco puntos en ocho salidas y contra las 17 unidades del líder Paraguay, la aritmética del fútbol le otorga escasas posibilidades para mantener la ilusión de clasificación.

"Queremos conseguir herramientas importantes para el cambio de mentalidad de los jugadores'', dijo Sánchez al justificar la llegada del experto portugués en técnicas de comportamiento, Ricardo Silva, como una especie de arma secreta para asegurar el mejor rendimiento de sus jugadores.

Habitualmente Sánchez señala que la fortaleza anímica y la autoestima son factores importantes para lograr resultados positivos y considera que al jugador boliviano le cuesta jugar de igual a igual con todos los rivales y en cualquier escenario deportivo.

Con futbolistas motivados, el trabajo táctico puede ser más llevadero y en esa dirección el timonel boliviano reservará para los últimos tres días, antes del partido con Perú, la elección del once titular.

Fiel a su estilo, ese dato será casi un secreto de Estado hasta horas antes del encuentro, aunque la prensa local estima que se apartará muy poco del equipo que logró un histórico 0-0 de visitante frente a la poderosa selección brasileña, en la última fecha de la eliminatoria sudamericana.

Asimismo, mantendrá el sistema táctico 4-4-2 que utilizó en ese valioso empate a mediados de septiembre, pero le dará mayor velocidad en la salidas laterales y en los hombres de punta.

Dos variantes serán obligadas con relación al choque con Brasil, la baja por expulsión del lateral izquierdo Ignacio García y la ausencia del veterano delantero Jaime Moreno, que no fue citado para jugar en La Paz.

"Tenemos un grupo muy bueno y lo importante es que sumenos en esas dos fechas'', coincidió el ariete internacional Marcelo Moreno Martins, una de las cartas ofensivas que está en los planes del entrenador boliviano.

Bolivia recibirá a Perú en el temido estadio Hernando Siles de La Paz a casi 3.600 metros de altitud el próximo sábado y tres días después hará lo propio con la selección de Uruguay en el marco de la novena y décima fechas del clasificatorio regional.

  Comentarios