Deportes

Los Medias Rojas tienen a su mayor fan en Manny Ramírez

Manny.
Manny.

A dos días de participar en el primer Campeonato de la Liga Nacional de su nuevo equipo en 20 años, Manny Ramírez no tiene razón para pensar que los Dodgers no podrían continuar ganando con la clase de ambiente en el clubhouse que él mismo ayudo a crear.

Después de todo, Manny aún está de vacaciones.

"Es cierto", exclamó Ramírez. "Los Medias Rojas están pagando mi sueldo".

Mientras ese sea el caso, Ramírez pasó la noche del domingo observando a los Medias Rojas en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Americana en contra de los Angels, apoyando a sus ex compañeros junto a quienes disputó muchos partidos importantes de postemporada.

"Tengo a mi muchacho David Ortiz y a [Mike] Lowell y a los demás compañeros", destacó Ramírez. "Los estoy apoyando a todos".

Aunque Ramírez sólo diría "todo es posible'' ante un posible enfrentamiento en la Serie Mundial entre los Dodgers de los Angeles y los Medias Rojas de Boston, a sabiendas que antes ambos equipos tendrán que superar a dos fuertes oponentes, el dominicano bromeó acerca del canje que lo envió a la Costa Oeste en un acuerdo que involucró a tres equipos y que llevó al jardinero Jason Bay a Boston.

Bay ha generado un impacto parecido al de Manny en los Medias Rojas durante los playoffs, conectando un par de cuadrangulares, mientras que también ha hecho su parte en los jardines al sacar a un corredor en el Juego 3.

"Ese sí que fue un buen cambio", dijo Ramírez. "Creo que fue la maniobra correcta. [Bay] puede correr, jugar los jardines. Tiene seis herramientas, yo sólo tengo cinco".

Aunque un posible enfrentamiento entre los Dodgers y los Medias Rojas se concentraría mayormente en Ramírez, ese sólo sería el principio de la historia.

El roster de los Dodgers incluye a un par de ex Medias Rojas en Derek Lowe y Nomar Garciaparra, mientras que J.D. Drew desechó una opción para jugar tres años más en Los Angeles para firmar con Boston.

  Comentarios