Deportes

Pelotero cubano pudo ser el héroe en una noche de playoffs

Kendry Morales.
Kendry Morales.

Aunque su participación en los playoffs resultó efímera, Kendry Morales dejó una huella de permanencia con los Angelinos cuando su bate se convirtió el martes en la última esperanza del equipo para mantenerse con vida en los playoffs.

El pelotero cubano, quien apenas había comparecido tres veces en la postemporada, salió como emergente por Juan Rivera en el noveno episodio en el cuarto partido contra los Medias Rojas de Boston y puso a soñar a la afición de la novena de Los Angeles.

Con el partido igualado a dos, Morales inició la tanda y disparó un doblete al jardín izquierdo que colocó la posibilidad de la carrera del desempate en la intermedia.

Fue sustituido por Reggie Willits para buscar velocidad en las almohadillas y de esa forma finalizó su labor en octubre.

Pero a pesar de la oportuna conexión del toletero antillano, los Angelinos no pudieron concretar ninguna anotación cuando, tras un sacrificio de Howie Kendrick, falló una arriesga jugada de squeeze play con el torpedero Erick Aybar, que posibilitó poner out en tercera base a Willits. Bostón no perdonó y en el cierre del capítulo marcó la carrera que dio al traste con las aspiraciones de Los Angeles de avanzar más en la postemporada y los proclamó vencedores en la Serie de División.

Morales se despidió de esa forma de su segunda incursión en los playoffs donde promedió .500 con dos hits en cuatro oportunidades. En el 2007 tuvo un average de .111 con un sencillo en nueve veces al bate.

Con la eliminación de los Angelinos, el inicialista cubano terminó otra campaña más marcada por su permanencia en las Ligas Menores.

Su llamado al equipo grande en septiembre causó sorpresas porqua muchos pensaban que no lo subirían, después que el alto mando de la franquicia se hiciera de los servicios de Mark Teixeira, otro bateador designado y primera base.

Su actuación con los Angelinos en el 2008 fue discreta y promedió .213 en 27 juegos, con tres jonrones y ocho impulsadas.



Envíe sus cartas y comentarios a:

rtrodriguez @elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios