Deportes

En suspenso la octava corona

LANCE ARMSTRONG ha protagonizado diversas polémicas 
con los organizadores del Tour por los controles antidopajes.
LANCE ARMSTRONG ha protagonizado diversas polémicas con los organizadores del Tour por los controles antidopajes. Associated Press

Lance Armstrong ahora duda si después de todo competirá en el próximo Tour de Francia.

El ciclista estadounidense, que el lunes confirmó que participará en el Giro de Italia del 2009, sostuvo en una entrevista publicada ayer que existe la posibilidad que al final de cuentas desista ir por una octava corona en el Tour.

"Todos saben sobre su importancia, pero los problemas que he tenido con los organizadores, periodistas y aficionados podrían distraer mi objetivo, que es llamar la atención en la batalla contra el cáncer'', afirmó Armstrong a la edición de ayer de la Gazzetta dello Sport.

El corredor de 37 años anunció el mes pasado su regreso al ciclismo tras tres años retirado con el fin de promover su campaña global contra la enfermedad que sobrevivió antes de ganar siete veces seguidas el Tour entre 1999-2005.

Armstrong ha protagonizado diversas polémicas con los organizadores del Tour por cuestiones relacionadas a los controles antidopajes, pero el director Christian Prudhomme indicó que tanto el ciclista como su equipo Astana tienen la puerta abierta para participar en la edición del año próximo.

La condición sería que no se vean involucrados en escándalos de dopaje. Astana fue marginado del Tour de este año por ese motivo.

"Espero que se tenga una solución diplomática y serena'', expresó Armstrong. "Antes de anunciar mi retorno, me puse en contacto con los organizadores, pero aún no he recibido una respuesta coherente''.

La edición número 100 del Giro se disputará entre el 9 y 31 de mayo, mientras que el Tour arrancará en julio.

"Todo es posible, pero para mí sería insólito'', declaró Armstrong sobre la posibilidad que el Tour no le invite. "Quiero estar en París, pero en una situación tranquila''.

Armstrong nunca ha competido en el Giro, considerada la segunda prueba más importante del ciclismo después del Tour.

"No tengo ninguna experiencia con esta carrera'', señaló Armstrong. "El otro día entrené con Axel Merckx y le hice muchas preguntas. Estoy entusiasmado, sin duda alguna iré en busca de la victoria porque existe la posibilidad que el Giro sea la única carrera de tres semanas en la que competiré''.

  Comentarios