Deportes

Nadie los quería aquí, pero todos los van a ver

SCOTT KAZMIR (izq.) lanzará por los Rays y Cole Hamels será el hombre de los Filis.
SCOTT KAZMIR (izq.) lanzará por los Rays y Cole Hamels será el hombre de los Filis.

La última vez que Cole Hamels estuvo en el Dolphin Stadium, Fredi González, mánager de los Marlins de Florida, reconoció en el joven zurdo de los Filis de Filadelfia como uno de los lanzadores más difíciles que habían enfrentado los peces en el año.

Aquella impresión que tenía el dirigente cubano hace tres meses atrás, la tiene ahora todo el país. O al menos casi todo.

Los Rays de Tampa Bay tendrán la oportunidad de formarse su propia opinión esta noche en el Tropicana Field en el inicio de lo que a principios de año era una de las Series Mundiales más improbables.

Armado de un cambio devastador, Hamels se convirtió luego del receso del Juego de las Estrellas en el pitcher estelar de los Filis, que avanzaron por primera vez al Clásico de Octubre desde 1993, gracias al accionar del zurdo que terminó siendo nombrado como el Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Nacional.

"Cada vez que Cole está lanzando, tenemos un gran chance de ganar el juego'', sostuvo el piloto de los Filis, Charlie Manuel.

Los números no le quitan razón. En 12 de sus últimas 14 aperturas, incluyendo las tres que ha hecho en la postemporada, Hamels realizó una salida de calidad --seis o más innings con tres o menos carreras permitidas-- y su récord de 14-10 pudo haber sido mejor si Filadelfia le hubiese dado más apoyo con el madero.

Ante Tampa Bay, Hamels tendrá su mayor reto.

Los Rays vienen de acabar con el mito de los Medias Rojas de Boston y el nivel de confianza no parece caber en el domo del Tropicana Field.

"Sabemos que contamos con los elementos para ganarle a cualquiera. Y lo hemos demostrado hasta ahora'', sostuvo Carlos Peña, inicialista dominicano de Tampa Bay.

La aceitada maquinaria ofensiva de los Rays no es el único obstáculo para Hamels. Durante este año, el serpentinero californiano realizó dos de sus tres peores aperturas en estadios techados, recibiendo en total 11 rayitas limpias en 11 entradas de labor en parques con domo.

En la orilla contraria, otro zurdo de 24 años buscará extender el sueño de los Rays.

Scott Kazmir lanzará la primera pelota de la Serie Mundial, un honor que se ganó luego de su última aparición ante los Medias Rojas, que en seis entradas apenas pudieron conectarle dos hits.

Para Joe Maddon, mánager de los Rays, Kazmir tratará de replicar su última actuación y traducirla en la primera victoria de Tampa Bay.

"La idea es que siga controlando su recta, que tenga control sobre ella. Pero lo que más me gustó es que lo vi lanzando más su slider, y logró unos cuantos ponches importantes gracias a ese envío'', consideró el piloto.

Kazmir tiene una ventaja sobre su colega, que los principales toleteros de Filadelfia son zurdos. Entretanto, Hamels posee un arma devastadora, uno de los cambios más efectivos del planeta.

Y en la noche más importante hasta ahora de sus vidas, tendrán la oportunidad de probarlo.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lrangel @elnuevoherald.com



  Comentarios