Deportes

Jugador del Heat de Miami podría ser la gran sorpresa de la temporada

Shaun Livingston.
Shaun Livingston.

Sabe que existe, pero Shaun Livingston nunca ha visto el video en el que captura una bola suelta, dribla tres veces, penetra y salta para intentar una clavada antes de que su rodilla izquierda se rompa al caer.

Livingston no quiere saber nada de ese momento que le ha obligado a perder casi 20 meses de carrera en la NBA, de ahí que su actuación el jueves en la noche en un choque de pretemporada del Heat lo calificara como un "paso monumental''.

El armador fue llamado de la banca por el coach, Erick Spoelstraw, cuando quedaban por consumir 3:28 del primer cuarto en reemplazo del novato Mario Chalmers, un fuerte aspirante a la titularidad en la posición.

En 18 minutos de juego, Livingston fue de menos a más en el orden de la confianza y finalizó con cinco puntos, tres asistencias, un robo de balón y cuatro faltas en la derrota de Miami 120-80 ante los Hornets de Nueva Orleans.

Sin duda, estos números le supieron a gloria a Livingston, quien no pisaba un tabloncillo -en un choque real- desde que se destrozara tres ligamentos de la rodilla izquierda el 26 de febrero del 2007 mientras vestía el uniforme de los Clippers de Los Angeles.

Antes de su lesión, Livingston era considerado uno de los jugadores con mayor futuro en la liga y sobresalía por su energía y versatilidad, pero el percance en la rodilla hizo dudar a muchos de que volviera a pisar una cancha.

Miami, que lo piensa traer de vuelta a la competencia sin muchos apuros, espera que su rehabilitación prosiga a pasos acelerados y por eso le extendió un contrato de dos años a la cuarta elección de los Clippers en el 2004.

Si los pronósticos del Heat se cumplen, en algún momento esta movida podría convertirse en uno de los mayores aciertos de la temporada. O para decirlo en otras palabras, un robo de talento.

Y no es de extrañar que en algún momento de la campaña -si no ocurre un contratiempo-, Livingston termine jugando muchos minutos o llegue a ser el titular entre el grupo de armadores de Miami.

Todo parece indicar que Chris Quinn, Marcus Banks y Chalmers, serán los primeros llamados a llenar el vacío actual, pero las habilidades de un Livingston saludable son, con mucho, superiores a las de estos tres.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios