Deportes

Los Filis vencen 10-2 y ya acarician la corona de las Grandes Ligas

Ryan Howard saluda a los aficionados de Filadelfia tras pegar un cuadrangular de tres carreras.
Ryan Howard saluda a los aficionados de Filadelfia tras pegar un cuadrangular de tres carreras.

Después de 28 años de espera, Filadelfia está a punto de ganar la segunda Serie Mundial de su historia.

Ryan Howard continuó su despertar ofensivo al disparar dos jonrones e impulsar cinco carreras y Joe Blanton lanzó seis sólidas entradas para que los Filis derrotaran 8-2 a los Rays y tomar ventaja 3-1 en la Serie Mundial.

Los discípulos de Charlie Manuel tratarán de finalizar el Clásico de Octubre esta noche en el Citizens Bank Park y para ello se apoyarán en el as de su rotación, el zurdo Cole Hamels.

Hamels superó a los Rays en el primer partido de la serie y acumula una impresionante foja de 4-0 con 1.55 en cuatro partidos en la postemporada. Scott Kazmir será su rival en la lomita, quien buscará a toda costa regresar la serie al Tropicana Field.

Howard conectó un jonrón en el cuarto episodio con Jimmy Rollins y Jayson Werth en las bases frente a al abridor de los Rays, Andy Sonnastine, para darle a los Filis una decisiva ventaja que no perdió en el resto del enfrentamiento.

En el octavo capítulo le desapareció la bola al relevista Trever Miller con Chase Utley en circulación.

Fue el tercer cuadrangular consecutivo del recio toletero, quien en el encuentro del domingo le desapareció la bola a Matt Garza.

Blanton diseminó cuatro hits con dos carreras a la ofensiva de Tampa Bay, incluidos dos vuelacercas de Carl Crawford y el bateador emergente Eric Hinske.

Heinske fue incluido para el encuentro de anoche en la nómina de los Rays, en reemplazo de Cliff Floyd.

El abridor de los Filis propinó siete ponches y otorgó dos bases por bolas.

Con el madero, Blanton apoyó la causa de su equipo al conectar un jonrón con las bases limpias en el quinto capítulo y se convirtió en el primer pitcher que lo logra en los últimos 34 años en Series Mundiales.

La marca previa le pertenecía al serpentinero de Oakland, Ken Holtzman, quien lo realizó en 1974 en el cuarto juego contra los Dodgers de los Angeles.

Los Filis completaron un racimo de cuatro anotaciones en el octavo episodio con un cuadrangular de Werth.

Sonnastine laboró cuatro entradas, permitió cinco carreras con seis indiscutibles y cargó con la derrota.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios