Deportes

Magnífica oportunidad tienen los Dolphins

El sorprendente escuadrón de Miami se encuentra frente a una magnífica oportunidad para pavimentar su camino hacia los playoffs, y una victoria contra los Seahawks de Seattle, el domingo (1 p.m.) en el Dolphin Stadium, lo afirmará sobre esa ruta.

Los próximos tres partidos serán en casa, y los progresos que muestran los Dolphins son tan notables como para abrigar grandes esperanzas en esta campaña de reconstrucción.

En el triunfo 26-17 sobre los Broncos en Denver el domingo pasado, la defensiva terrestre de los Dolphins estuvo brillante y sólo permitió 14 yardas. En los dos últimos encuentros sus wide receivers Ted Ginn Jr. y Greg Camarillo ganaron 175 y 111 yardas, respectivamente.

"En nuestro equipo nunca se sabe quién va a tener una gran actuación'', comentó Ginn. "Sólo tenemos que entrar a la cancha y divertirnos. Nuestro entrenador siempre nos está estimulando para mejorar cada día, y mientras aprovechemos ese conocimiento y lo apliquemos estaremos bien''.

Los Dolphins se encuentran con un récord de 4-4 y se enfrentarán a un Seattle (2-6) en mala racha.

Las cifras de la ofensiva de los Dolphins son importantes. Producen 349 yardas de promedio por partido y se ubican en el noveno lugar entre los 32 equipos de la liga. En el ataque aéreo su average es 249.2 por juego y en ese renglón marchan en sexto lugar.

En la defensiva van en 11er lugar con 20.4 puntos y permitidos y novenos en el ataque por tierra con 89.6 yardas concedidos por partido.

Los más importante, sin embargo, es que el conjunto no pierde el ovoide y no comete penalidades y el entrenador Tony Sparano ha sabido implantar esa disciplina.

"Además de no perder el balón, el nuestro es uno de los equipos menos penalizados de la liga'', expresó Sparano. "Eso es parte de la disciplina''.

Sparano agregó que debido a ello, la escuadra no pierde yardas.

"Nosotros protegemos muy bien al quarterback'', comentó Sparano. "Cada vez estamos mejor en la defensa del juego terrestre''.

De ganar el domingo, los Dolphins tendrían un récord triunfador por primera vez desde el 24 de diciembre del 2005, cuando subieron 7-6 tras ganarle a los Broncos.

Otro aspecto fundamental del escuadrón de Miami es que no tiene lesionados.

El guard Justin Smiley tiene un problema en el hombro pero es casi seguro que pueda jugar el domingo contra los Seahawks.

Smiley es fundamental en la línea ofensiva porque funciona ahí junto con el tackle Jake Long en la protección del quarterback Chad Pennington. Long fue contratado por $57.75 millones y cinco campañas por los Dolphins y es un novato que le está dando magníficos resultados a los floridanos.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lfsanchez @elnuevoherald.com



  Comentarios