Deportes

Davis: España trabaja y Argentina se fue de fiesta

Emilio Sanchez-Vicario
Emilio Sanchez-Vicario AP

España se entrenó el sábado por primera vez en la cancha donde la próxima semana disputará la final de la Copa Davis contra Argentina, cuyo equipo se tomó un descanso para asistir a una boda.

Con la ausencia por lesión de Rafael Nadal y con David Ferrer como el número uno, los españoles llegaron un día antes a Buenos Aires para recorrer en bus 400 kilómetros y llegar al anochecer a la ciudad de Mar del Plata, escenario del partido del 21 al 23 de noviembre.

El capitán Emilio Sánchez Vicario y sus jugadores David Ferrer, Feliciano López, Fernando Verdasco y Marcel Granollers trabajaron en dos sesiones, por la mañana y por la tarde, en la carpeta rápida del Polideportivo Islas Malvinas.

"Todos los jugadores han descansado bien después del largo viaje de ayer, lo que sin duda es importante. Ha sido una primera toma de contacto con la pista, pero ya se ha visto que todos están con muchas ganas de hacerlo bien y desde el primer momento han estado entrenando con mucha concentración y creo que me tengo que sentir satisfecho'', dijo Sánchez Vicario.

Algunos sectores de la pista no se podían pisar porque estaban recién pintados, por lo que los entrenamientos se limitaron a "peloteo y control'', indicó el capitán español.

"Es una pista en la que en principio todo indica que se puede jugar. Esta primera sesión apenas ha sido de peloteos y control, y podremos sacar más conclusiones cuando lo entrenamientos sean ya más fuertes, pero en principio es una pista jugable'', expresó.

Sánchez Vicario afirmó que a pesar de la ausencia de Nadal, el número uno del mundo, ‘‘no perdemos la fe'' de ganar la tercera Ensaladera de Plata de España.

Antes de ponerse a trabajar, Ferrer dijo que "estamos un poco agotados del viaje, pero habrá que empezar el entrenamiento''.

El equipo argentino, por su parte, trabajó cinco días seguidos tratando de encontrar una velocidad adecuada a la cancha y en la noche del viernes participó en Buenos Aires del casamiento del tenista Juan Ignacio Chela, quien no fue tenido en cuenta para la Davis.

David Nalbandian, José Acasuso y Agustín Calleri tenían previsto regresar el domingo a Mar del Plata para retomar ese mismo día los entrenamientos, a los que se sumará el otro integrante del grupo, Juan Martín del Potro, quien llegaba el sábado tras ser eliminado en la antesala de las semifinales de la Copa Masters de Shanghai.

"Este descanso nos va a venir bien'', dijo el técnico Alberto Mancini, quien además expresó su satisfacción porque sus jugadores encontraron "la velocidad justa a la cancha''.

Argentina puso mucho énfasis en ese tema, ya que decidió jugar en una carpeta superveloz para incomodar a Nadal, quien no se siente a gusto en esa superficie.

Pero ante su ausencia por molestias en la rodilla derecha, la "Legión'' argentina decidió bajar la velocidad y a medida que fueron pasando los días recién el viernes encontró el punto de equilibrio para que todos sus jugadores se sintiesen cómodos.

"Entrenamos bastante y David y los chicos están contentos con la superficie'', dijo Mancini. "Llegamos a lo que queríamos''.

España ganó la Davis en 2000 y 2004, mientras que Argentina perdió las finales de 1981 ante Estados Unidos y 2006 con Rusia.

  Comentarios