Deportes

Wade opaca a Shaq y anota 43 puntos en triunfo del Heat

Dwyane Wade.
Dwyane Wade.

Durante su paso por Miami, Shaquille O'Neal hizo cuanto pudo para ayudar a Dwyane Wade a convertirse en una estrella de primera magnitud en la NBA.

Anoche el gigante comprobó cuán lejos había llegado el que fuera su pupilo.

Wade sumó 43 puntos y seis asistencias para liderar la ofensiva del Heat de Miami que derrotó 107-92 a los Suns de Phoenix en el segundo encuentro de una gira por el Oeste del país.

Tan efectivo estuvo el escolta de Miami que al cierre de la primera mitad ya tenía 22 cartones en su cuenta.

"Más allá de ver a Shaq o del regreso de [Shawn] Marion, lo importante es la victoria'', manifestó Wade. "En el choque anterior [en Portland] salimos a la cancha sin energía. Esta vez no queríamos que fuera así''.

Mario Chalmers y Daequan Cook secundaron a Wade en el ataque con 13 y 15 puntos, respectivamente.

El mejor por los perdedores fue el brasileño Leandro Barbosa con 18 cartones, pero ni Amare Stoudemire ni O'Neal fueron factores de peso con 10 y 12 unidades cada uno.

El gigante enfrentó por primera vez a su antiguo equipo desde que dejara el calor húmedo de Miami por el desierto de Arizona para vestir el uniforme de los Suns.

En su partida a Phoenix, O'Neal dejó una estela de sinsabores, relaciones destruidas, habló horrores de Pat Riley y del cuerpo de médicos, a quienes acusó de no haberle ayudado a superar sus lesiones.

Otro que regresó, pero en sentido contrario fue Shawn Marion, uno de los jugadores favoritos de los fanáticos de Phoenix durante los ocho años y medio que estuvo en la organización.

El Heat colocó en la alineación titular a Joel Anthony para que se encargara de marcar a O'Neal, mientras que Udonis Haslem era movido a la posición de delantero de poder.

Esto significó un viaje a la banca para el novato Michael Beasley, quien ha estado inconsistente en la defensa.

Para Anthony, se trata de la segunda vez en su carrera que actua como titular.

El canadiense Steve Nash no jugó debido a una lesión en el muslo derecho.

Sin su armador estelar, la ofensiva de los Suns quedó opacada por el brillo de Wade.

  Comentarios