Deportes

Los Giants descargan su furia contra Burress al suspenderlo por el resto de la temporada

PLAXICO BURRESS
PLAXICO BURRESS

Plaxico Burress fue multado por los Giants de Nueva York y también fue suspendido por el resto de la temporada.

Burress encara la posibilidad de que llegue al final de su carrera con los campeones de la NFL y de que podría ir a la cárcel tras dispararse accidentalmente en el muslo en un club nocturno.

El lunes, Burres fue acusado con dos cargos de posesión ilegal de armas y el martes los Giants lo suspendieron por el resto de la campaña al colocarlo en la lista de reserva de jugadores con lesiones no relativas al deporte.

El estelar wide receiver manejó su vehículo hasta el túnel del estadio después de ser acusado formalmente por posesión ilegal de una pistola. Burress estaba obligado a acudir el martes a las instalaciones del equipo porque figuraba en el roster de jugadores activos y está lesionado.

Burress se disparó en el muslo derecho en un club de Manhattan el sábado por la madrugada con una pistola para la que no tenía licencia en Nueva York.

La policía buscaba el martes más respuestas de su compañero Antonio Pierce y del hospital que atendió a Burress. Pierce estaba con Burress en el club nocturno, y la policía quiere saber lo que hizo el linebacker después del tiroteo y si ayudó a encubrir el suceso.

"Hubo mucho silencio después del tiroteo'', dijo el vocero de la policía de Nueva York, Paul Browne.

El hospital que atendió a Burress también es investigado. El hospital New York-Presbyterian Hospital/Weill Cornell Medical Center dijo que las autoridades "toman esto muy en serio, y están investigando por qué esta herida de bala no fue reportada a tiempo a la policía''.

Myrna A. Manners, vicepresidente de relaciones públicas del hospital, le dijo al diario The New York Times que la persona responsable por no reportar la herida de bala fue suspendida.

Hace apenas 10 meses, Burress era la sensación deportiva en Nueva York después de su gran actuación en el Super Bowl. Pero ahora su permanencia con el equipo es una gran interrogante.

Burress pagó el lunes una fianza de 100.000 dólares y un juez dijo que su próxima comparecencia ante el tribunal será el 31 de marzo. Mientras tanto, los Giants y la NFL tendrán que tomar una decisión sobre el problemático jugador.

Burress no habló el lunes en el tribunal y tampoco hizo declaraciones a la policía cuando fue fichado. Su abogado reiteró que Burress es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y negó que el jugador haya participado en un encubrimiento.

"Está enfrentando esto. Es un adulto maduro'', dijo Benjamin Brafman, su abogado defensor. "Creo que cualquier atleta profesional en esta situación estaría preocupado''.

Burress se disparó en el muslo derecho en el club nocturno Latin Quarter de Manhattan a eso de las 1 a.m. del sábado, según la policía. El wide receiver no tenía una licencia para portar una pistola en Nueva York.

Burress fue sindicado por dos delitos de posesión ilegal de un arma de fuego, lo que podría desembocar en una sentencia de cárcel, de ser hallado culpable, de entre tres años y medio y 15 años.

  Comentarios