Deportes

Ultimo test para los Huracanes de Miami

Los Huracanes concluyen esta tarde su preparación para el calendario del ACC al enfrentarse con los Colonials de Robert Morris.

Miami (6-2) ganó fácilmente contra FIU 76-50 el viernes pero ahora se medirán con un visitante más difícil en Robert Morris (4-4).

Los Colonials ganaron 26 partidos la temporada pasada y disputaron el NIT, perdiendo contra Syracuse en la primera ronda.

Con la visita de Clemson al BankUnited Center el sábado que viene, esta será la última oportunidad para que el conjunto de Frank Haith perfeccione su juego antes de su importante debut en el ACC.

Un jugador que se ha destacado en los últimos dos partidos es James Dews, quien marcó 18 en Kentucky y 15 contra FIU.

Las contribuciones del veterano no sorprenden a su entrenador.

"No estoy preocupado sobre si James Dews va marcar'', declaró Haith. "Cuando andaba mal nunca le hablamos sobre su tiro. Siempre fue sobre cómo llegar a la canasta y a concretar el chance de los tiros libres. Contra Kentucky lo hizo y sabemos que con tiradores solo tienen que marcar un par de veces para calentarse''. Tras dos partidos difíciles contra Ohio State y Kentucky, Haith tuvo la oportunidad contra FIU para descansar a sus titulares durante largos plazos del partidos, permitiendo que los suplentes se afinasen para el torneo

del ACC.

Pero sin duda los Huracanes tendrán que mejorar contra los Colonials.

"Creo que siempre salimos y jugamos bien'', declaró Dews "Pero siempre podemos mejorar''.

"[Contra FIU] no hicimos

todas las jugadas y los equipos grandes no hacen eso. Estamos intentando convertirnos en un grande''.

Aunque Robert Morris ha perdido cuatro partidos en lo que va de temporada, cuenta en sus filas con dos de los jugadores que lograron derro

tar a Boston College la temporada pasada en ruta al NIT.

El enfoque defensivo de los Huracanes tendrá que estar con Jeremy Chappell, quien marcó 15 puntos por partido la temporada pasada y lidera el conjunto ofensivamente con 16 puntos y siete rebotes por partido este año.

Si los Huracanes lo pueden controlarle y tiran como contra FIU no hay quien les pare. Pero, como el partido contra FIU demostró, los Huracanes tienen que salir jugando bien desde el inicio y tienen que aprender a jugar un partido de 40 minutos.

  Comentarios