Deportes

En suspenso la carrera profesional de boxeador cubano

Yan Barthelemy.
Yan Barthelemy.

Mientras sus compatriotas se entrenan en el desierto de Nevada para un pelear en un cartel de alcance nacional, Yan Barthelemy mira sus guantes de boxeo y se pregunta cuándo subirá de nuevo a un ring.

Hasta hace pocos días, el campeón olímpico de Atenas 2004 formaba parte del establo de boxeadores de la empresa Arena Box Promotions, junto a Yuriorkis Gamboa, Odlanier Solís y Erislandy Lara.

Pero hace alrededor de una semana que el cubano recibió la información de que la entidad alemana cortaba todos los vínculos contractuales y le liberaba para que continuara su carrera por otros derroteros.

"Al principio fue un golpe, pero ya me voy reponiendo'', afirmó Barthelemy. "Creo que han sido injustos conmigo y que nunca me dieron el valor que me correspondía. Al final, es mejor estar sólo que mal acompañado''.

De los cuatro cubanos, Barthelemy (6-1) es el único que no pudo mantener su invicto y no estuvo bien en su derrota por decisión unánime de los jueces ante el estadounidense Ernie Márquez, un hombre prácticamente desconocido y sin recursos.

Márquez (7-4, 2KO) debió ser apenas un peldaño más en el ascenso de Barthelemy, pero donde los ejecutivos de Arena Box vieron un fracaso, el muchacho de Arroyo Naranjo contempló una experiencia dura para seguir adelante.

"Ellos no saben, al parecer, que un hombre se mide por la forma en que se levanta frente a la adversidad'', agregó Barthelemy, quien escapó junto a Gamboa y Solís a fines del 2006 de una escuadra que entrenaba en Venezuela para los Panamericanos de Río de Janeiro. "Nunca pudieron apreciar el material humano y deportivo del cual estoy hecho''.

De hecho, Barthelemy afirma que Arena nunca le dio las mismas oportunidades que a sus compatriotas.

"Tenía que pelear seis veces en el año y apenas lo hice tres veces'', comentó el antillano, que se compara con las 12 peleas de Gamboa y las 12 de Solís. "No pude desarrollar la consistencia''.

Una fuente de Arena, por su parte, aclaró que la ruptura con Barthelemy no tuvo nada que ver con su desempeño deportivo, "sino con un problema de índole económico. En el momento actual de la economía, decidimos que no era lo mejor para nosotros continuar la relación con él''.

A pesar de este contratiempo, Barthelemy afirmó que no su objetivo de ser campeón mundial no ha cambiado en nada y que pronto pudiera surgir algún nuevo promotor que reencauce su carrera.

"Esto me hace más fuerte y me ha abierto los ojos en muchos aspectos'', expresó Barthelemy. "Si fui capaz de sobrevivir a tantos problemas en Cuba, este no me va a detener para nada''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios