Deportes

El primer hombre de hierro del béisbol

TRES LUMINARIAS de los Yankees de 1927: Tony Lazzeri, Babe Ruth y Lou Gehrig.
TRES LUMINARIAS de los Yankees de 1927: Tony Lazzeri, Babe Ruth y Lou Gehrig.

Las grandes figuras del deporte no mueren. Sus nombres son eternos, ilustran las páginas de la historia.

Lou Gehrig nació el 19 de junio de 1903 en Manhattan, Nueva York. Un hijo de inmigrantes alemanes que por su talento a la edad de 17 años captó la atención de los expertos, cuando en el octavo episodio pegó un enorme jonrón que fue a caer en la calle durante un juego entre la Escuela de Comercio de Nueva York y Chicago Lane Tech High School, celebrado en el Cubs Park de la "Ciudad de los Vientos''.

Debutó en Grandes Ligas con el uniforme de los Yankees el 25 de junio de 1923. Pero su ascenso vertiginoso comenzó el 2 de junio de 1925 cuando el mánager Miller Huggins lo ubicó en la alineación regular en sustitución del estelar Wally Pipp que militaba en este equipo desde 1915 y se encontraba en una mala racha ofensiva.

Gehrig se adueñó de la posición y no la abandonó hasta el 2 de mayo de 1939 en Detroit, cuando él mismo al dar la alineación no estaba incluido. El anunciador del estadio expresó las siguientes palabras: "Damas y caballeros, esta es la primera vez que el nombre de Lou Gehrig no aparecerá en la alineación en 2130 juegos consecutivos''. Al concluir las palabras, más de 35,000 aficionados se pusieron de pie y le brindaron una cerrada ovación.

El 19 de junio se confirmó su enfermedad y le dieron un aproximado de tres años de vida: esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad poco conocida que le disminuyó su capacidad física.

Entre 1925 y 1938, junto a Babe Ruth guió a los Yankees a siete títulos de la Americana y seis Series Mundiales.

Finalizó por encima de los .300 en 12 temporadas, pegó más de 200 hits en ocho, superó los 30 jonrones en 11 y remolcó más de 100 carreras en 13. Su defensiva fue fabulosa al terminar con promedio de .991. Conectó 23 jonrones con las bases llenas.

Participó en seis Juegos de Estrellas entre 1933 y 1939, además de siete Series Mundiales con los "Mulos del Bronx'' donde acumuló promedio de .361, con 10 jonrones, 35 impulsadas y un slugging de .731 en 34 desafíos.

Fue el primer pelotero en recibir el honor de que su número (#4) fuera retirado del equipo. Ocurrió el 19 de junio de 1939 ante la presencia de todos los peloteros de los Yankees que habían jugado a su lado, incluyendo a Babe Ruth. De manera sorpresiva, Gehrig tomó el micrófono y expresó las siguientes palabras: "Me siento el hombre más afortunado sobre la faz de la tierra''. Sus palabras están consideradas entre las más emotivas en la historia del deporte de Estados Unidos.

El récord de 2,130 partidos consecutivos en la alineación se mantuvo vigente hasta el 6 de septiembre de 1995, cuando el torpedero de los Orioles de Baltimore Cal Ripken alineó en su juego 2,131, y por coincidencia frente a los propios Yankees de Nueva York.

Ganó el premio de Jugador Más Valioso en 1927 y 1936. Lideró la liga en jonrones en 1934 (49) y 1936 (49), en impulsadas cinco veces con su mayor producción en 1931 al llevar hacia el plato 184, siendo la mejor cifra en la Americana y superada sólo por las 190 de Hack Wilson en 1930, con los Cachorros de Chicago en la Liga Nacional.

Su average de remolcadas por campaña fue de 149, y está ubicado en el cuarto lugar de todos los tiempos.

Conquistó la triple corona de bateo en 1934 con .363, 49 jonrones y 165 impulsadas.

Terminó su carrera con promedio de .340, 493 jonrones, 1,995 impulsadas, 2,721 imparables y un slugging de .632 en 8,001 turnos al bate.

Fue elegido al Salón de la Fama en 1939. Murió el 2 de junio de 1941 en Nueva York.

Lou Gehrig ha sido para muchos el inicialista más completo de todos los tiempos. Como atleta fue un simbolo de invencibilidad. Se le llamó "El Hombre de Hierro''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

mmartinez @elnuevoherald.com



  Comentarios