Deportes

Adiós en San Silvestre para Vanderlei

El brasileño Vanderlei Cordeiro de Lima, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, aprovechará la carrera de San Silvestre del próximo miércoles para despedirse de las competiciones internacionales.

Cordeiro de Lima, de 39 años, confirmó que después de la tradicional carrera del último día del año por las calles de la ciudad brasileña de Sao Paulo limitará su actuación a las competiciones por el club de atletismo BM&F Bovespa.

Ello significa que ya no correrá detrás de índices para clasificarse a competiciones internacionales ni disputará cupos en la selección brasileña de atletismo.

‘‘La San Silvestre es la prueba que va a marcar el fin de mi ciclo como atleta profesional'', afirmó Lima.

"Ahora voy a disfrutar un poco más las carreras y a correr por el público'', agregó el atleta que se hizo famoso luego de que un aficionado lo retuviera algunos segundos cuando lideraba con gran ventaja el maratón de Atenas, la última prueba de los Juegos Olímpicos de 2004. Tras el incidente, el brasileño fue superado por otros dos competidores y tuvo que conformarse con la medalla de bronce y con la medalla Pierre de Coubertin, la principal distinción del Comité Olímpico Internacional al espíritu olímpico. El brasileño ya había anticipado su deseo de despedirse de las pistas luego de que un problema físico le impidiera disputar el maratón de Praga de este año, que era la prueba en la que esperaba confirmar el índice para los Juegos Olímpicos de Pekín. Cordeiro de Lima fue cam

peón panamericano en los Juegos de Winnipeg 1999 y Santo Domingo 2003, y de la maratón de Tokio 1996 y Sao Paulo en el 2002.

Sobre sus expectativas para la 84 edición de la San Silvestre, el atleta dijo que apenas aspira a terminarla sin importar la colocación. ''Mi gran objetivo es poder comenzar y terminar la prueba. No voy a buscar resultados. No importa si quedo entre los 50 o los 500 primeros. Lo importante es llegar debido a que ya no estoy en las condiciones físicas ideales. Apenas quiero participar en esta fiesta que reunirá a 20.000 atletas'', afirmó. Como en la última década, la San Silvestre, que se disputará en la tarde del 31 de diciembre en un circuito de 15 kilómetros por las calles del centro de la mayor ciudad del país, será una prueba en que los brasileños medirán fuerzas con los africanos invitados a la competición. Entre los favoritos para imponerse figuran los brasileños Franck Caldeira, campeón de 2006, y Anoé dos Santos Dias, tercero en la edición del año pasado.

  Comentarios