Deportes

Intenso duelo hasta el final en el Orange Bowl

MARDY GILYARD corre con el ovoide, marcado por el cornerback de Virginia Tech, Stephan Virgil, anoche en el Orange Bowl en 
el Dolphin Stadium. El wide receiver de Cincinnati anotó el primer touchdown de Cincinnati e hizo capturas espectaculares.
MARDY GILYARD corre con el ovoide, marcado por el cornerback de Virginia Tech, Stephan Virgil, anoche en el Orange Bowl en el Dolphin Stadium. El wide receiver de Cincinnati anotó el primer touchdown de Cincinnati e hizo capturas espectaculares. The Miami Herald

La nueva edición del Orange Bowl fue todo lo esperado, un duelo hasta el final entre Cincinnati y Virginia Tech. Esta vez salió perfectamente para los Hokies.

Los de Frank Beamer, quienes habían perdido sus únicos dos viajes previos al Orange Bowl incluyendo el año pasado contra Kansas, comenzaron 2009 idealmente, venciendo a los Bearcats de Brian Kelly 20-7 en frente de 73,602 en Dolphin Stadium.

Fue la quinta vez que Virginia Tech disputaba un partido del BCS y por fin consiguió una victoria gracias a una grande defensa quien interceptó a Tony Pike cuatro veces.

Los Bearcats de Cincinnati comenzaron el partido positivamente, tirando el balón, y consiguieron marcar primero cuando Pike conectó con Mardy Gilyard desde 16 yardas.

Los Hokies respondieron inmediatamente y parecía inevitable que marcarían. Dyrell Roberts corrió 26 yardas en la primera jugada ofensiva y luego Danny Coale agarró un pase de Tyrod Taylor solito por la mitad del campo. Se cayó solo en la 21 de los Bearcats y los Hokies no pudieron más. Dustin Keys, quien luego rompió el record de Virginia Tech de pateadas en una temporada, entró para cortar el marcador a cuatro pero falló una pateada desde 26 yardas.

Pike continuo tirando el esférico para Cincinnati y la defensa de Virginia Tech no pudo mantener quieto a Gilyard. Los dos combinaron de nuevo para 39 yardas antes de que el conjunto de Beamer les paró. El pateador Jake Rodgers entró y falló terriblemente desde 44 yardas.

Taylor tomó ventaja de que el marcador no leía 10-0 y empató en la siguiente serie corriendo desde 17 yardas.

El resto del 1er tiempo fue un duelo defensivo dominado por los Hokies.

Brandon Underwood consiguió interceptar a Taylor en la 28 de Cincinnati y los Bearcats parecían destinados a marcar. Pike vio a Dominick Goodman solo en el endzone y tiró seguro de la ventaja. Justo cuando iba entrando en las manos del veterano, Stephen Virgil la interceptó para los Hokies. Esa jugada les permitió montar una serie en que Keys se vindicó, dándoles a los Hokies la ventaja 10-7 entrando al vestuario.

El 2do tiempo fue más de lo mismo y la defensa de los Hokies dominó.

Keys adelantó por seis a VA Tech con una pateada de 35 yardas y la defensa de los Hokies interceptó a Pike por tercera vez. El conjunto de Beamer tomó el eférico en la 10 de Cincinnati y tres jugadas más tarde ganaban 20-7 gracias a Darren Evans quien marcó desde seis yardas.

Con 7:42 el sueño de ganar su primer gran partido bowl desapareció para Cincinnati cuando la defensa de los Hokies les paró en la uno.

  Comentarios