Deportes

Un momento muy oscuro para el Tricolor azteca

La decepción y la incertidumbre congelaron a 100 millones de mexicanos, tras la derrota con Estados Unidos, y ahora algunas voces del Tricolor tratan de poner paños tibios para revertir esa sensación de escalofrío.

En muchos sectores en México empezaron a pedir la cabeza del técnico Sven-Goran Eriksson, y los más alarmados dudan que el Tricolor se clasifique al Mundial de Sudáfrica 2010.

Para colmo, el capitán Rafa Márquez podría recibir un severo castigo de la FIFA.

Márquez fue expulsado en el momento que su escuadra perdía 1-0 y buscaba el empate, el miércoles en el Columbus Crew Stadium, en Ohio. Igual ocurrió en los octavos de final del Mundial de Japón-Corea del Sur 2002, cuando el as del Barcelona golpeó a un rival y México cayó también 2-0 ante Estados Unidos y quedó eliminado.

La FIFA abrió un proceso disciplinario en contra de Márquez, quien como mínimo sufrirá la suspensión de un partido y no podrá estar contra Costa Rica el próximo 28 de marzo.

En un comunicado, la Federación Mexicana de Fútbol anunció ayer que la FIFA analiza una suspensión mayor para el defensor.

"Se abrió un proceso disciplinario en contra de Márquez'', informó la FMF. "El caso será tratado en la siguiente reunión de la Comisión Disciplinaria de la FIFA, a fin de que sanciones adicionales puedan ser impuestas al jugador mexicano''.

Márquez reconoció la gravedad de su falta.

"Creo que me equivoqué y dejé al equipo en inferioridad'', manifestó el capitán. ‘‘Quizá cometí el error de echar a perder todo el trabajo que se venía haciendo en la semana. Quiero pedir una disculpa pública a toda la afición, a mi país y a la gente de prensa por mi actuación del miércoles''.

También Carlos Salcido se perderá el próximo encuentro del Tricolor por acumulación de tarjetas amarillas, lo cual complica más el futuro de su equipo.

"Hoy, millones de mexicanos no sabemos qué decir'', afirmó ayer el diario deportivo Récord, que había realizado una campaña del maleficio del vudú y repartido muñequitos con el uniforme de Estados Unidos para que los hinchas aztecas le clavaran un alfiler e inmovilizaran a los jugadores rivales.

La brujería no funciono.

El presidente de la FMF, Justino Compeán, aseguró que el Tricolor irá al Mundial y ratificó al técnico sueco al frente de la selección.

"Vamos a estar en el Mundial'', afirmó Compeán a su arribo a México procedente de Columbus, Ohio, donde México no ha ganado nunca a EEUU. "Hay un respaldo total a Eriksson, porque tenemos un compromiso con él de estar en Sudáfrica''.

El secretario de la FMF, Decio de María Serrano, sacó la calculadora y dijo que no hay que alarmarse.

"Un resultado negativo no genera expectativa catastrófica'', expresó De María. "La derrota no significa que México no vaya a ir al Mundial porque quedan nueve partidos y 27 puntos por disputar''.

Hay mucho pan por rebanar, pero por ahora el ánimo de los aficionados mexicanos se encuentra por los suelos y lo único que lo levantará será la victoria y la clasificación al Mundial.

  Comentarios