Deportes

En acción el

EL PILOTO colombiano Juan Pablo Montoya se dispone a subir a su bólido, ayer en Daytona.
EL PILOTO colombiano Juan Pablo Montoya se dispone a subir a su bólido, ayer en Daytona. EFE

Las casas rodantes de millones de dólares todavía están en el autódromo de Daytona y los fanáticos abarrotan las tiendas.

Esta hospitalaria población luce plena de actividad, lista para recibir a las celebridades que llegarán en helicóptero para el llamado "Super Bowl de la NASCAR''.

Todo parece normal en la antesala del Daytona 500, la primera carrera de la temporada de NASCAR. ¿Es todo un espejismo?

La NASCAR, como la mayoría de las series de automovilismo, ligas deportivas y empresas en general, siente los efectos de la crisis económicas, mientras la competencia más popular de automovilismo en EEUU se acerca al comienzo de su temporada.

Ha habido recortes en los presupuestos y cientos de miembros de las escuderías se han quedado desempleados. Algunas escuderías que existían en noviembre han desaparecido y otras han optado por fusionarse, para evitar ese mismo destino.

Pero Daytona es un lugar poco representativo para medir cuán difícil podría ser el panorama en el 2009. La pompa y la circunstancia siguen rodeando el mayor suceso de la campaña en esta serie de automovilismo, lo que ha generado una percepción de que todo transcurre normalmente.

Esa percepción podría ser engañosa.

"Es difícil comparar la Daytona 500 con otros lugares. Pero sé que hay empresas que no están gastando tanto dinero como el año pasado'', dijo el experimentado piloto Jeff Burton. "Sabemos que hay gente que no podrá comprar los boletos para la carrera, como lo hizo el año pasado''.

En Daytona, sin embargo, todo es emoción y terminadas ayer las pruebas para la largada de las 500 Millas, el colombiano Juan Pablo Montoya se ubicó en octavo lugar en su Chevrolet con un promedio de velocidad de 187.743 millas por hora.

En los tres primeros lugares partirán Martin Truex Jr., Chevrolet, 188.001 mph.; Mark Martin, Chevrolet, 187.817; y Jeff Gordon, Chevrolet, 187.402.

  Comentarios