Deportes

Con la única opción de ganar

Hace tres semanas cuando los Huracanes perdieron su tercer partido seguido la mayoría de los expertos declararon fin a su temporada. Tras vencer a Wake Forest por 27 y perder por tres en tiempo extra contra Duke la semana pasada, los pensamientos han cambiado.

Sin duda tendrán que ganar la mayoría de sus partidos restantes si esperan disputar el torneo nacional

Esta noche el objetivo es claro para Miami (15-8, 4-6), vencer al tercer mejor equipo del país y el puntero en la liga, North Carolina (22-2, 8-2) en el BankUnited Center.

Con un importante viaje a Tallahassee el miércoles para enfrentar a Florida State, los Huracanes saben que no pueden olvidar el partido contra los Tar Heels. Aunque la gran mayoría del país no espera que el conjunto de Frank Haith tenga oportunidad en este partido, los Huracanes ya han demostrado en varias ocasiones este año que pueden jugar con los mejores.

Ahora lo que toca es ganar. Si Miami espera triunfar necesitarán otro tremendo juego de Jack McClinton, su líder ofensivo quien fue nombrado el jugador de la semana en el ACC tras sus increíbles partidos contra Wake Forest y Duke. El veterano marcó una media de 33 puntos en los dos partidos y le ganó a los Demon Deacons él solo. Contra Duke marcó el tiro clave que mandó el partido a tiempo extra.

Este será el segundo encuentro del año entre los dos equipos y los de Haith buscarán revancha por la derrota que sufrieron el 17 de enero en Chapel Hill 82-65. En ese momento los Tar Heels eran el número cinco del país y Wayne Ellington dominó a los visitantes. El veterano de North Carolina conectó con siete triples y terminó con 23 puntos. Tyler Hansbrough, el jugador del año la temporada pasada, añadió 24.

Esta vez los Tar Heels llegan al encuentro en Miami con su confianza a lo máximo.

Si esperan ganarle a los Huracanes tendrán que olvidar su victoria del miércoles sobre Duke 101-87. Los Tar Heels perdían por ocho en el descanso pero salieron en el segundo tiempo y dominaron a los Blue Devils por las jugadas de Ty Lawson, que marcó 21 de sus 25 puntos en el segundo tiempo.

Las claves para Miami son obvias. Tendrán que detener a Hansbrough, quien dominó en el primer encuentro. Si logran parar a Ellington y Lawson tendrán opciones, pero lo que fue evidente del primer partido entre los dos es que si solo aparece McClinton no será suficiente. Necesitarán un juego colosal del equipo entero.

  Comentarios