Deportes

Selig jura ser inocente en la era de los esteroides

Ante la reveladora confesión de Alex Rodríguez de que utilizó drogas para mejorar el rendimiento a principios de esta década, el comisionado de Grandes Ligas Bud Selig se mantiene molesto por la sugerencia de que él tiene la culpa por la era de los esteroides en las Mayores.

"No quiero escuchar nada de que el comisionado volteó la vista ante esto o que no le importaba," le dijo Selig al diario Newsday en una entrevista telefónica el lunes. "Eso me molesta muchisimo. Soy sensitivo a la crítica.

"La razón por la que estoy tan frustrado es, que si se ve el trabajo en un conjunto, creo que hemos llegado más lejos de lo que jamás soño nadie antes," añadió, "Honestamente no se de nadie que haya hecho tanto como hemos hecho nosotros."

La admisión de Rodríguez, que llegó vía entrevista con ESPN la semana pasada, ha sido tema recurrente en el inicio de los entrenamientos primaverales. Tres días después que el antesalista de los Yankees de Nueva York dijera que "lo lamentaba y estaba arrepentido," Selig dijo que Rodríguez había avergonzado el juego y "tendrá que vivir el resto de su vida con el daño que le hizo a su nombre y su reputación."

Selig le dijo al Newsday que estaría pendiente a la conferencia de prensa de Rodríguez este martes con interés.

"Digamos que voy a monitorear la situación de cerca,'' le dijo Selig al Newsday.

Luego de la huelga de peloteros en 1994, que forzó la cancelación de la Serie Mundial de ese año, la batalla de jonroneros de 1998 entre Mark McGwire y Sammy Sosa fue considerada el punto que completó la recuperación del deporte.

Pero la mitad de la década de los 90 también es vista como el punto de partida de los jugadores anchos, y los esteroides y las sustancias para mejorar el rendimiento han tenido mucho que ver con eso. Rodríguez admitió haber usado sustancias prohibidas del 2001 al 2003 mientras jugaba para los Vigilantes de Texas.

"No estoy seguro de que hubiese hecho algo diferente" en ese punto en el tiempo, le dijo Selig al Newsday. "Mucha gente dice que debimos haber hecho esto u lo otro. Ellos me preguntan, '¿Cómo es posible que no supieras?' y creo que en la retrospectiva de la historia, esa no es una pregunta injusta. Pero hemos aprendido y hemos hecho algo al respecto. Cuando miramos atrás a donde estábamos en el 98 y donde estamos ahora, estoy orgulloso del progreso que hemos hecho."

Cuando las negociaciones colectivas entre los dueños y la asociación de jugadores comenzaron en el 2002, Selig dijo que apoyaba una política de drogas más fuerte, pero, temiendo que la falta de un acuerdo con la unión forzara otra huelga, aceptó una política menos rígida.

"Comenzando en el 1995, trate de instituir una política de esteroides," le dijo Selig al Newsday. "No tengo que decir que esto encontró mucha resistencia. Fuimos combatidos por la unión en cada paso del camino."

Los jugadores y los dueño no acordaron un programa conjunto antidrogas hasta agosto del 2002 y las pruebas con penalidades no comenzaron hasta el 2004.

"Es importante recordar que las revelaciones recientes se relacionan con la actividad previa al programa," dijo Selig la semana pasada. "Bajo nuestro programa antidrogas actual, si eres atrapado utilizando esteroides y/o anfetaminas, serás castigado. Desde el 2005, cada jugador que ha dado positivo a esteroides ha sido suspendido por al menos 50 partidos."

Selig dijo además que consultó a varios oficiales de equipos en los que confía -- Bob Melvin, mánager de los Diamondbacks de Arizona quien en ese momento era coach de los Cerveceros de Milwaukee; el presidente de los Bravos de Atlanta John Schuerholz; y el gerente de los Yankees Brian Cashman -- para obtener su parecer en cuanto a la profundidad del problema que enfrentaba su deporte.

"Todos me dijeron que nunca habían visto eso en los camerinos y que los jugadores nunca hablaban de eso," le dijo Selig al Newsday. "El CEO de los Padres Sandy Alderson, un buen hombre de béisbol, estaba convencido que el problema eran los bates. Otros estaban convencidos que eran las pelotas. Así que mucha gente no sabía nada."

  Comentarios