Deportes

El Heat vence a un rival directo

DWYANE WADE clava la pelota en el triunfo sabatino del Heat en Miami.
DWYANE WADE clava la pelota en el triunfo sabatino del Heat en Miami.

No hay duda de que Dwyane Wade sabe jugar al lado de un hombre alto, llámase Shaquille o Jermaine.

Wade conectó de manera especial el sábado con O'Neal para guiar al Heat de Miami a un triunfo 97-91 contra los Sixers de Filadelfia, sus más acérrimos perseguidores en la batalla por los puestos a los playoffs.

Como si recordara sus buenos tiempos al lado de Shaq, Wade buscó al nuevo O'Neal de manera constante y entre ambos tejieron la estrategia ofensiva que desbarató los esfuerzos de los Sixers.

"Este es un paso adelante en el proyecto que estamos construyendo'', afirmó el coach de Miami, Erick Spoelstra. "Todavía queda mucho por mejorar, porque aún Jermaine se está aclimatando, pero todo va más rápido de lo que imaginaba''.

De hecho, O'Neal ya se convirtió en la segunda fuerza del Heat en el ataque y ayer disfrutó de un choque muy productivo con 17 puntos y 10 rebotes para deleite de los 19,600 aficionados que saborearon la victoria número 800 en la historia de la franquicia.

Uno de ellos, el presidente del equipo, Pat Riley, quien siguió de cerca el encuentro para aquilatar los resultados de sus esfuerzos en el mercado de canjes. Por lo visto el sábado no se equivocó al enviar a Shawn Marion a Orlando en busca de un nuevo gigante.

"Definitivamente, Jermaine O'Neal les da una presencia en la zona interior que antes no tenían'', reconoció el dirigente de Filadelfia, Tony DiLeo. "Ahora poseen un juego más peligroso dentro y fuera del área''.

Como ya es habitual, Wade fue el principal hombre a la ofensiva por Miami con 25 puntos, nueve asistencias y tres bloqueos, pero recibió el aporte de Udonis Haslem y Jamario Moon, los cuales sumaron 13 y 12 cartones, respectivamente.

Si la ayuda de Haslem es habitual, la de Moon fue recibida como un regalo algo inesperado, porque se le conocía más por su presencia defensiva -él y Yakhouba Diawara se combinaron para aminorar el impacto de Andre Iguodala- que por su ataque.

"Uno siempre trata de redondear su juego, colaborar más allá de lo usual'', comentó Moon, quien al igual que O'Neal estuvo apenas en su segundo choque con el Heat. "Hoy [sábado] me sentí como si llevara mucho tiempo en este equipo''.

La actuación de los ex miembros de los Raptors constituye un motivo de esperanza para Miami, cuando la temporada se apresta a adentrarse en sus momentos decisivos de cara a los playoffs.

Este encuentro, por ejemplo, tenía grandes implicaciones, pues Miami domina la serie 2-1 y está obligado a ganar el cuarto desafío entre ambos equipos el 15 de marzo, para asegurarse la ventaja en caso de empate al final de la campaña.

Y es que ahora cada día cuenta.

"A medida que avance la temporada, veremos lo importante que es contar con un hombre de la experiencia de Jermaine'', comentó Spoelstra en alusión a las tantas veces en que el gigante ha batallado en juegos de playoffs. "El conoce bien la conferencia. Aún no ha aprendido del todo nuestro sistema, pero es inteligente, sabe leer la estrategia y su instinto en el básquetbol es de primera''.

El Heat continuará su accionar la tarde del domingo con el encuentro ante el Magic en Orlando.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios