Deportes

Brasil enmienda el error cometido con pugilista cubano

Erislandy Lara en su victoria sobre Rodrigo Aguiar el pasado viernes 9 de enero en Nevada.
Erislandy Lara en su victoria sobre Rodrigo Aguiar el pasado viernes 9 de enero en Nevada.

El pugilista Erislandy Lara, expulsado de Brasil después de desertar de la delegación cubana que participó en los Juegos Panamericanos Río 2007, sería ahora "bienvenido'' en el país, dijo el ministro brasileño de Justicia, Tarso Genro, informó el sábado el diario Folha de Sao Paulo.

"Ahora él tiene la oportunidad, que venga a boxear a Brasil, que pida refugio que podrá quedarse, no hay problema'', dijo Genro a Folha.

Lara, quien logró huir de Cuba hacia Estados Unidos, donde actualmente reside, declaró en una entrevista concedida a un diario paulista días atrás, que le gustaría volver a Brasil a boxear.

El pugilista, que en 2007 desertó de la delegación cubana junto a su compañero Guillermo Rigondeaux, quien la semana pasada también huyó a Estados Unidos y se refugió en Miami, dijo además que en aquella época quería permanecer en Brasil.

Lara y Rigondeaux fueron detenidos por la Policía Federal brasileña después de dos semanas escondidos en Río de Janeiro, y en 48 horas fueron deportados a Cuba, donde se les impidió continuar sus carreras deportivas.

El canciller cubano Felipe Pérez Roque reveló en la época que Cuba y Brasil mantuvieron contactos para "propiciar y organizar'' el retorno de los boxeadores a la isla, recordó Folha.

Genro negó ahora la versión de Pérez Roque: "el cubano [Lara] no permaneció en Brasil porque no quiso, varios colegas suyos se quedaron'', expresó, en referencia a los deportistas Rafael da Costa Capote (balonmano), Michel Fernández García (ciclismo) y Lázaro Ramírez (entrenador), que se asilaron en el país.

Lara salió primero de Cuba a la ciudad alemana de Hamburgo, vía México en junio de 2008, y tras una breve estancia en Europa se radicó en Miami, donde ha impresionado en su joven carrera como profesional.

Cuando los boxeadores desertaron después de los Juegos Panamericanos, el líder cubano Fidel Castro, enfermo y alejado del poder, escribió artículos de prensa en los que acusó a Lara y Rigondeaux de "traición''.

  Comentarios