Deportes

Los Redskins liberan a Jason Taylor

Jason Taylor tendrá mucho tiempo este año para bailar por televisión.

El decepcionante desempeño que tuvo el ex jugador defensivo del año de la NFL en la capital del país concluyó ayer cuando fue dado de baja por los Washington Redskins al negarse a participar en el programa de ejercicios y prácticas del equipo en los meses libres tras el fin de la temporada regular.

Los Redskins querían agregar una cláusula de ejercicios al jugoso contrato de Taylor, pero el jugador de 34 años se negó a aceptarlo. La cláusula le hubiera exigido a Taylor que participara en 25 días de prácticas fuera de la temporada. Lo que ocurrió recuerda a lo sucedido el año pasado, cuando Taylor tuvo varios enfrentamientos con los Miami Dolphins por competir en el programa "Dancing With the Stars'' en vez de practicar con el equipo en la pretemporada. Taylor terminó en segundo lugar detrás de Kristi Yamaguchi en el reality show de la televisión.

Se había considerado un posible recorte del salario de Taylor en Washington debido al alto valor de su contrato, que le hubiera pagado un salario de unos $8.5 millones este año. Sin embargo, los Redskins estaban dispuestos a pagarle el salario completo si hubiera estado de acuerdo con la cláusula para realizar las prácticas.

Pero Taylor no fue más que otro costoso error para los Redskins, un yerro que le costó al equipo dos selecciones del draft, y en cambio le dio una temporada inefectiva y llena de jugadores lesionados.

Taylor fue adquirido de los Dolphins el primer día del campamento de entrenamiento después que Phillip Daniels se quedó fuera del equipo tras sufrir una lesión en la rodilla que terminó con su temporada. Los Redskins cedieron una segunda selección del draft en el 2009 y una sexta selección en el 2010.

Sin embargo, Taylor, que estuvo saludable durante casi sus 11 campañas en Miami, se lesionó la rodilla durante la pretemporada y luego sufrió una lesión poco vista en la pantorrilla durante la victoria frente a Arizona Cardinals el pasado 21 de septiembre. Taylor tuvo que ser operado de emergencia para sacarle sangre de la pantorrilla, y alrededor de un mes más tarde fue nuevamente operado.

La lesión le hizo perder tres partidos y afectó a Taylor durante gran parte de la temporada.

  Comentarios