Deportes

Carmona: una vuelta imperiosa al pasado

El peso del éxito de los Indios de Cleveland en el 2009 no se apoya exclusivamente en el brazo derecho de Fausto Carmona.

Sin embargo, si el pitcher dominicano tiene una repetición de la temporada pasada -- cuando estuvo lesionado dos meses y lanzó mal cuando estaba saludable -- no esperan que los Indios amenazan a nadie en la división central de la Liga Americana.

"El es tan importante como lo puede ser un solo jugador'', expresó el gerente general Mark Shapiro de derecho de 25 años.

Carmona, quien tiene una recta que ronda las 95 millas por hora y una sinker devastadora, irrumpió en la escena en el 2007 con un récord de 19-8 en 32 aperturas y un promedio de carreras limpias de 3.06 -- el segundo mejor de la Liga Americana.

En la primera ronda de los playoffs maniató a los Yankees al tiempo que enfrentaba el acoso de pequeños insectos que se le pegaban al rostro.

Aunque hubiera sido demasiado pedir a un joven serpentinero que duplicase esa actuación, nadie pudo haber previsto el desplome total en que se convirtió la temporada del 2008 para Carmona. Sus números finales -- un récord de 8-7, con efectividad de 5.44 -- son solamente parte de la historia.

Hubo indicios tempranos de que las fortunas de Carmona iban a ser diferentes. El dominicano regaló ocho bases en apenas 3 entradas y un tercio en su segunda salida. Su sinker, que hacía doblar las rodillas de los bateadores la campaña previa, se iba de la zona de strikes demasiado pronto.

Una lesión en la cadera izquierda sacó a Carmona de acción a finales de mayo. El derecho trató de regresar de le lesión en junio, pero la cadera seguía molestándole, y el abridor no regresó a la rotación hasta finales de julio. Tuvo un récord de 3-5, con efectividad de 7.61 en sus últimas nueve salidas.

El cambio en las cifras de Carmona fue alarmante. El joven pitcher ponchó a 137 y dio 61 bases en 215 innings en el 2007. La temporada pasada, ponchó apenas a 58 y dio 70 boletos en 120 entradas y dos tercios de actuación.

¿Qué pasó?

Pudiera ser parte del proceso de maduración de un jugador joven tratando de dominar un deporte difícil.

"Si fuese algo tan fácil, todo el mundo tendría un buen año tras otro'', expresó el mánager Eric Wedge.

Aunque aún falta un mes para la campaña regular, Carmona parece haber recuperado su confianza.

"Uno puede ver la diferencia'', comentó el catcher Víctor Martínez. " ’El estaba lesionado el año pasado. Ahora está saludable''.

El venezolano Martínez se ha convertido en una especie de mentor para Carmona. Su consejo es simple. "A veces él se excita demasiado'', dijo Martínez. "Eso es lo que le sucedió el año pasado. Yo siempre le hablo de eso. Si él se mantiene calmado y simplemente pitchea, le va a ir bien''. Carmona dice que ha dejado el 2008 detrás. "El Fausto del 2007 es el verdadero Fausto'', dijo luego de dos innings sin permitir carreras en su primera actuación en la pretemporada. "No tengo dolor. Estoy 100 por ciento''. La sinker de Carmona fue la comidilla de la liga e el 2007. Los Indios piensan que detectaron un problema con su movimiento que le causó problemas con el lanzamiento el año pasado. "Yo le observé lanzar en la pelota invernal y simplemente castigó la zona de strikes'', dijo el entrenador de pitcheo Carl Willis. "Sus movimientos se veían mucho más fluidos''. "Tú no puedes creer lo que es recibir ese lanzamiento'', dijo Martínez. "Simplemente tienes que poner el guante donde lo deseas y él pone la pelota ahí. Cuando el lanza así, es imbateable''. El mejor consejo de los Indios para Carmona es que se mantenga relajado. " ’El tiene tanto talento que, si se mantiene controlado, lo demás sale bien'', dijo Wedge.

  Comentarios