Deportes

El Barcelona desestima su entrada en la MLS debido a la crisis económica

Lio Messi.
Lio Messi.

El sueño de Miami de tener un equipo en la MLS terminó ayer de manera abrupta, a los cinco meses que el Barcelona de España con el inversor residente en el sur de la Florida, Mauricio Claure, presentaran la candidatura.

La MLS hizo público ayer un comunicado conjunto con el club azulgrana y el magnate boliviano --quien iba ser el socio que aportaría los $40 millones que cuesta el ingreso a la liga estadounidense--, en el que se da cuenta que Miami retira su candidatura para un equipo de expansión debido a que éste no es el momento ideal.

"La Major League Soccer, FC Barcelona y Marcelo Claure han tomado, colectivamente, la decisión de desechar la candidatura de Miami como uno de los dos equipos de expansión de la MLS. Después de muchas discusiones y una profunda evaluación, se ha tomado la decisión de que este momento no era el oportuno para lanzar un equipo de la MLS en el Sur de la Florida en el 2010 debido a las adversidades del mercado'', dice el comunicado.

Claure, por su parte, reiteró su apuesta por el desarrollo del fútbol en el área de Miami.

"Pese a no poder sacar adelante esta iniciativa en esta ocasión debido a razones diversas, continuaré trabajando con el FC Barcelona en otros proyectos de fútbol en el Sur de Florida'', expresó Claure, dueño de la empresa de celulares con sede en Miami, Brightstar Communications avaluada en $5 billones.

Este nuevo giro se enmarca en el preciso momento en que el Miami FC, el único club de balompié profesional en la Florida, lucha por sobrevivir.

Precisamente el anuncio de la candidatura hecho por Barcelona y Claure en octubre pasado, puso a los Blues contra las cuerdas.

Traffic Sports, propietaria del Miami FC, condicionó la continuidad del club a la venta de 5,000 abonos de la temporada del 2009 y puso como fecha tope el próximo domingo.

"Para nosotros el anuncio del retiro de la candidatura de Miami a la MLS no cambia muchos las cosas'', comentó el gerente general de los Blues, Luiz Muzzi. "Nos quedan cuatro días para vender los 4,000 abonos que nos faltan. Ojalá que ahora nos apoyen y que los aficionados se den cuenta que de la posibilidad de tener dos equipos profesionales, el sur de la Florida se puede quedar sin ninguno''.

El 20 de febrero anterior, el director ejecutivo del BarÇa Joan Oliver había expresado que el proyecto de ingresar a la MLS iba a ser revisado, y tendría luz verde sólo en el caso que el proyecto no significara ningún riesgo financiero para el club condal.

El empresario futbolísticos del sur de la Florida, Tom Mulroy, indicó que en octubre pasado cuando Barcelona y Claure hicieron la propuesta para ingresar a la MLS, la situación era distinta.

"Es una día triste para el sur de la Florida; tener un equipo en la MLS iba a ser bueno para todos'', afirmó Mulroy. "Lamentablemente, ahora con la crisis económica estamos en un nuevo mundo''.

Pese a que la candidatura de Miami, Barcelona y Claure a la MLS se lanzó plena de entusiasmo, a la larga quedó en evidencia que estaba llena de obstáculos, que a la larga no pudieron salvarse.

Los modelos económicos del club catalán y la MLS, donde los jugadores son propiedad de la liga y no de los clubes como ocurre en todo el mundo, son muy diferentes. Además, el BarÇa y la MLS tienen, respectivamente, contratos con Nike y Adidas, dos transnacionales que difícilmente pueden compartir su proyectos.

  Comentarios