Deportes

Clásico Mundial tendrá un impacto favorable en la economía del sur de la Florida

Luis Sojo, piloto de Venezuela.
Luis Sojo, piloto de Venezuela.

A cada mañana, antes de preparar el café, Heriberto Boscán se conecta en internet y revisa el clima de Miami. Y también, aunque le dé un poco de pena confesarlo, observa una y otra vez las fotos del Dolphin Stadium.

"Estoy muy emocionado porque será la primera vez que voy a Estados Unidos'', señaló desde Maracaibo, en el occidente venezolano, Boscán, uno de los 25,000 visitantes que han reservado habitaciones en el sur de Florida con el objetivo de presenciar los seis partidos que se llevarán a cabo en la segunda fase del Clásico Mundial de Béisbol en Miami.

De acuerdo a Claude Delorme, vicepresidente ejecutivo de los Marlins en el área de desarrollo del estadio, informó que la celebración del torneo en el Dolphin Stadium del 14 al 18 de este mes, se traducirá en un impacto económico de al menos $30 millones para el sur de Florida.

La organización floridana informó que se habían vendido hasta ayer más de 50,000 entradas para los partidos a celebrarse en Miami y se espera que esta cifra aumente una vez se sepan cuáles son los equipos que jugarán en esta fase.

Por ahora, y de acuerdo a las proyecciones que realizan los Marlins, se espera que asistan entre 25,000 y 30,000 aficionados por partido.

Los dos mejores del Grupo C y del D pasarán a la segunda ronda en Florida. Los principales candidatos a hacerlo son Estados Unidos, Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico.

"Estamos muy contentos por la forma cómo se han vendido las entradas, especialmente, fuera del estado y por el interés que ha creado este torneo en las últimas semanas'', aseguró Delorme.

En las calles de Miami, entretanto, los colores de los uniformes de Venezuela y República Dominicana, así como la bandera de Cuba se están volviendo un tema más recurrente de lo normal.

"En la tienda de los Marlins ha habido un incremento en las ventas por las gorras de Venezuela y República Dominicana especialmente'', informó Juan Martínez, gerente de mercadeo hispano de los peces.

Ubicada en la Calle 8, la tienda de los Marlins también exhibe artículos de Estados Unidos, Puerto Rico y México.

"No contaremos lamentablemente con los de Cuba'', informó Martínez, quien añadió que las gorras de la isla así como las de las otras novenas que participan en el torneo se encuentran en las tiendas de Sports Authority por un convenio que realizó Major League Baseball.

Pero más allá de las camisetas y las gorras, así como de los festejos que tienen preparado los Marlins para el torneo, lo que más atrae a los fanáticos como Boscán es la posibilidad de ver a la selección nacional de su país degustando la dulce confitura de la victoria.

"Estas vacaciones las planeé hace ya bastante tiempo porque quiero ver a Venezuela ganando y esta vez sí creo que lo haremos'', sostuvo Boscán. "Claro, pero también aprovecharé para conocer la ciudad''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios