Deportes

Mickelson toma el mando en solitario

PAOLA SUAREZ le imprime un gran esfuerzo a su devolución en el partido celebrado ayer ante 
Gisela Dulko en Seúl.
PAOLA SUAREZ le imprime un gran esfuerzo a su devolución en el partido celebrado ayer ante Gisela Dulko en Seúl. Associated Press

El estadounidense Phil Mickelson tomó el mando en solitario del CA Champioship de golf, tras la disputa de la segunda ronda en la que el español Alvaro Quirós se destapó con la mejor tarjeta del día para situarse en el octavo lugar.

Mickelson, que ya tras la primera jornada pasó a la cabeza de la clasificación de este torneo de las Series Mundiales disputado bajo la modalidad de "stroke play'', se quedó solo al frente de la tabla con un total de 131 golpes y tras firmar una tarjeta con 66 golpes, seis bajo par, en la que se apuntó siete birdies y un único lunar, un bogey en el hoyo 12.

El español Quirós dio una lección de buen golf sobre el Doral Golf Resort & Spa al firmar una tarjeta con 64 golpes, ocho por debajo, la mejor del día junto a la del estadounidense Kenny Perry.

Quirós realizó un recorrido perfecto con ocho birdies y sin fallos, lo que le permitió subir desde el puesto 54 hasta el octavo con un total de 136 golpes.

El número uno del mundo, el estadounidense Tiger Woods, continúa demasiado lejos de los puestos de cabeza pese a que mejoró algo sus números del primer día.

El golfista estuvo más preocupado por conseguir un buen golpe que en vencer a algún rival, como ocurrió hace dos semanas en un torneo match play.

La multitud era numerosa, como se acostumbra en el Doral, pero los gritos de ‘‘¡Bienvenido!'' fueron modificados por los de "¡Vamos, Tigre!''.

"No me gusta [ver cómo le va a Woods]'', expresó Mickelson. "Espero que salga mañana [hoy] y tenga una gran ronda que le permita ascender. Me gustaría que sucediera parecido al torneo del 2005, cuando perdí con él una final en extremo pareja. Disfrutaría mucho otra final de esa manera''.

En esta segunda manga se apuntó 70 impactos, dos por debajo, para sumar un total de 141, los mismos que el golfista español Miguel Angel Jiménez.

"Necesito jugar mejor y contar con ayuda, y eso es un problema cuando estás tan atrás'', reconoció Woods, quien está en su segundo torneo este año. "Uno no tiene realmente control de su destino cuando está tan atrás''.

Sergio García, que aspiraba en este torneo a cuando menos acortar la distancia que le separa de Woods para arrebatarle el número uno del mundo, continúa hundido en su juego irregular.

El ibérico sumó por segundo día consecutivo el par del campo (72) con tres birdies y otros tantos bogeys, lo que le deja a una distancia más que considerable de los lugares de privilegio y a tres impactos del estadounidense.

  Comentarios