Deportes

Japón derrota a Cuba por lechada

Daisuke Matsuzaka #18 of team Japan pitches against team Cuba during the 2009 World Baseball Classic Round 2 Pool 1 match on March 15, 2009 at Petco Park in San Diego, California.
Daisuke Matsuzaka #18 of team Japan pitches against team Cuba during the 2009 World Baseball Classic Round 2 Pool 1 match on March 15, 2009 at Petco Park in San Diego, California. Getty Images

Sin haber empleado nunca una palabra para hablar en contra del ex gobernante Fidel Castro, ni del régimen de la isla, Daisuke Matsuzaka se convirtió en el enemigo público número uno de Cuba.

Matsuzaka confirmó su condición de pesadilla del combinado nacional cubano que cayó ayer 6-0 ante Japón, en el primer partido de la segunda ronda que se lleva a cabo en el estadio Petco Park.

Y aunque fue apenas el primer revés de la novena antillana en el Clásico Mundial de Béisbol, Cuba quedó haciendo equilibrios sobre una muy fina y tenue línea, y enfrentando la posibilidad de volver a la isla más pronto de lo que esperaban los dirigentes antillanos.

No fue la primera vez que Matsuzaka arruinó los planes de la novena cubana.

El derecho de los Medias Rojas de Boston, que lanzó seis entradas en blanco, en las que aisló cinco imparables y ponchó a ocho, derrotó a Cuba en los Juegos Olímpicos del 2004 y también en la final del Clásico pasado.

"Sabía que Cuba es un buen equipo, pero no había nada que me preocupara demasiado para este partido'', señaló el serpentinero nipón.

Quien sí tiene que preocuparse es el mánager cubano Higinio Vélez, ya que ahora le tocará buscar la superviviencia esta noche ante el equipo que pierda el duelo que jugaban horas más tarde México contra Corea.

‘‘Hemos perdido una batalla, pero no la guerra'', apuntó Vélez, quien aseguró el sábado que los partidos en San Diego serían de menos carreraje que en San Diego.

El pronóstico probó ser cierto, especialmente para la selección de Cuba.

Luego de producir un promedio de casi 10 rayitas por desafío, los bates caribeños se astillaron y sólo Frederich Cepeda hizo contacto con tres incogibles, que no impactaron el marcador.

Para completar, la principal promesa del pitcheo cubano, el zurdo Aroldis Chapman, llegó descontrolado y ya para el tercer inning estaba abajo 3-0.

"Aroldis es un gran lanzado pero quizas le fallaron un poco los nervios'', expresó ayer el mánager antillano Higinio Vélez.

Japón pisó el plato tres veces en el tercero por imparables de Kenji Johjima, Akinori Iwamura, Yasuyuki Kataoka y Norichi Aoki, además de elevado de sacrificio de Shuchi Murata, quien terminó remolcando dos en el encuentro.

Ahora el conjunto de la isla regresará hoy al Petco Park en busca de mantenerse en territorio estadounidense. "Sea quien sea, el rival va a sudar la gota gorda con nosotros'', apuntó Vélez, quien fiel a su costumbre en este torneo, no reveló quién abrirá esta noche en el montículo.

  Comentarios