Deportes

Brasil empata en un partido gris con Ecuador

EL JUGADOR de Ecuador, Felipe Calcedo (der.) enfrenta la 
marca del brasileño Gilberto Silva en el partido en Quito.
EL JUGADOR de Ecuador, Felipe Calcedo (der.) enfrenta la marca del brasileño Gilberto Silva en el partido en Quito. EFE

Brasil conquistó un punto en la altura de esta capital al igualar 1-1 con Ecuador, que con un gol agónico de Cristian Noboa se salvó de la derrota al no lograr imponerse de local, ni aprovechar el poderío ofensivo que mostró durante todo el partido.

Julio Baptista, que entró a reemplazar a Ronaldinho, marcó el gol para los brasileños a los 72 minutos en la única jugada clara de peligro del segundo tiempo, al ensayar un remate cerca del piso que sorprendió al arquero José Francisco Cevallos.

Noboa, quien salió de la banca por Joffre Guerrón, dio el empate a los 89 minutos a los ecuatorianos.

El armador del equipo Edison Méndez se filtró entre la zaga brasileña y puso un pase a Cristian Benítez que remató para que Julio César la despejara. Noboa tomó el rebote y lanzó el balón a las redes.

Con este resultado, Brasil cae al cuarto lugar, después de la victorias de Argentina frente a Venezuela y Chile sobre Perú.

Brasil suma 18 puntos, uno menos que los argentinos y chilenos y cinco menos que el líder Paraguay. Ecuador tiene 13 y marcha séptimo.

Ecuador puso el desgaste, las jugadas y el dominio del balón durante casi todo el partido pero Brasil tuvo el gol que cuidó y no arriesgó.

Los brasileños habían llegado horas antes a Quito procedentes de la ciudad portuaria de Guayaquil para contrarrestar el efecto de los 2,850 metros de altura de esta capital.

El equipo dirigido por Dunga prefirió tirarse al fondo y no arriesgar, ni desplegarse en el medio campo. Pocas fueron sus llegadas de peligro al arco rival.

Los brasileños se mostraron arrinconados por la presión del rival.

Las jugadas más claras las tuvieron, a los cuatro minutos, Marcelo que menazó con un remate cruzado que salió apenas desviado de la portería de José Francisco Cevallos y Ronaldinho a los 31 minutos a través de un tiro de esquina que sacó con los puños el arquero.

El equipo ecuatoriano se quedó con un sabor agridulce pues durante el encuentro no dejó de insistir sobre la portería de Julio César.

Incisivo en su ataque, Ecuador parecía no rendirse en el ataque, pero el balón no entró al arco de Julio César, más por la falta de definición que por la defensa brasileña.

Antonio Valencia dejó a la afición con el grito de gol en la garganta cuando a los 22 minutos su tiro de larga distancia se estrelló en una esquina del arco. Un minuto después, Méndez, que fue el conductor del equipo en la media cancha, puso un centro para Cristian Benítez que remató de cabeza apenas desviado por el encima del horizontal.

  Comentarios