Deportes

Un paso adelante del español Nadal en Miami

RAFAEL NADAL
RAFAEL NADAL

La primera vez que Rafael Nadal llegó a la final en Miami salió contento. Tenía 18 años y obligó al entonces Dios de la raqueta, Roger Federer, a disputar cinco sets.

Ahora el español representa lo mismo que era el Federer de aquel momento y sólo una victoria en el esquivo Abierto Sony Ericsson pudiera satisfacerle.

Y el lunes se puso más cerca.

El número uno del mundo despachó a Frederico Gil 7-5, 6-3 para avanzar a los octavos de final del llamado quinto Grand Slam del tenis, en el estadio principal del complejo del Crandon Park de Key Biscayne.

Poco después otros dos aspirantes, aunque en el lado femenino, también dieron otro paso.

Venus Williams doblegó 4-6, 6-1, 6-4 a la polaca Agnieszka Radwanska, mientras su hermana, Serena, hizo lo propio a la china Jie Zheng 7-5, 5-7, 6-3.

Nadal, quien colocó su récord en 23-2 en el 2009 y mejoró a 21-2 en canchas duras, tiene tallada en la memoria no sólo aquella final ante Federer, sino también la del 2008 cuando cedió ante el ruso Nicolai Davydenko.

"Cada torneo es especial para mí, y acá me siento más cómodo, como si estuviera en casa porque muchas personas hablan español. Acá he jugado dos finales y no he ganado. Así, que obviamente sí que me gustaría ganar'', admitió.

El duelo entre el mejor tenista portugués y el mejor español en la historia de ambos países tuvo pocas diferencias en el primer set, pese a que entre ambos existe una gran distancia.

"Siempre es difícil'', señaló Nadal cuando se le preguntó si había sido un choque más complicado de lo pensado. "Ningún oponente es fácil, especialmente si uno no está jugando su mejor tenis. No jugué bien, y tuvo varias oportunidades incluso de perder el primer set''.

Para el segundo período, sin embargo, Gil no pudo mantener el ritmo de tú a tú con el mejor tenista del planeta y se despidió con la mejor actuación hasta ahora para un jugador luso en la historia de Miami.

Más problemas confrontó Venus con una rival que ha enfrentado dos veces y que en una ocasión le ganó.

Williams reconoció que no tuvo su mejor día.

"En las prácticas estaba pegándole bien, pero hoy [lunes] salí y las cosas no salieron de la forma en que me imaginé'', se lamentó la quinta sembrada del torneo. ‘‘Ella [Radwanska] es una batalladora. Jugó de forma inteligente y trató de tomar ventaja de cada punto''.

Ahora Venus le tocará jugar contra la checa Iveta Benesova, sembrada número 26 y quien dejó en el camino a la argentina Gisela Dulko.

Serena tampoco tuvo su mejor día ante una china complicada, que en tres enfrentamientos jamás le había ganado un set a la estadounidense.

Al final, no obstante, el nivel se impuso y las hermanas se colocaron a sólo un obstáculo de enfrentarse en la semifinal.

  Comentarios