Deportes

Las hermanas Williams se enfrentan en duelo a muerte

Serena Williams.
Serena Williams.

Entre hermanos casi nunca existen secretos y Venus y Serena Williams no son la excepción, mucho más, cuando a ambas las une un lazo que va más allá de un vínculo genético: el saber que están muy por encima de las otras mujeres del planeta a la hora de empuñar una raqueta.

Por eso esta noche, cuando se enfrenten en la semifinal del Abierto Sony Ericsson de Key Biscayne, ambas conocen, como un guión preescrito, que esperar de la otra.

"Siento que al jugar contra ella debo automáticamente jugar en un nivel diferente, porque ella ya lo está haciendo", aseveró Serena, poco después de sobrevivir a un gran susto de la china Na Li, que terminó cediendo 4-6, 7-6 (1), 6-2 en la jornada de cuartos de final que se llevó a cabo ayer en el Crandon Park.

Y la hermana menor tiene razón.

Venus deshizo en pedazos a la checa Iveta Benesova 6-1, 6-4 en una hora y diez minutos, y en los momentos en que la estadounidense lució concentrada, se notó claramente que se encontra en un peldaño muy diferente al de su rival.

Será la vigésima ocasión en la que se enfrentan las hermanas más famosas del tenis, en una rivalidad que está 10-9 a favor de la mayor. En las últimas dos ocasiones que se han encontrado al otro lado de la malla -en el campeonato del tour del 2008 y en Dubai este año- Venus salió airosa.

Además será la cuarta oportunidad que se ven las caras en Miami, y en Key Biscayne también Venus está arriba en la serie 2-1.

Para que Serena nivele las acciones, es primordial, de acuerdo a sus palabras, dejar atrás sus actuaciones anteriores en el torneo, dos partidos complicados que se extendieron a tres set.

"Si estuviera en la escuela y yo fuera el profesor y me tocaría darme una calificación diría que sería una F", apuntó Serena cuando se le preguntó cómo evaluaría su actuación ante Li.

Pero más allá de la calidad de juego, Serena lo que mostró fue falta de concentración y quizás desinterés, porque al final, y ella está al tanto de ello, sólo su hermana mayor puede tambalear su reinado, que acá se extiende ya a dos años en forma consecutiva.

Y en sus palabras reveló que su hermana es la única que la asusta, y a la vez la única que la motiva.

"Sus pelotas viene más duras y su servicio es más grande. Tengo que estar concentrada. Y es divertido, no es que esto no lo sea, pero es super divertido golpear esos servicios que vienen como a 120 millas. Es frustrante, pero a la misma vez divertido", consideró.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios