Deportes

Los Marlins tienen mucha confianza en su pitcheo

Se acabó la hora de la especulación. Concluyó el redecorado genético y llegó el momento de saltar el terreno para los nuevos Marlins de Florida.

El lunes (4:10 p,m.), se iniciará la temporada para los peces cuando reciban en el Dolphin Stadium a los Nacionales de Washington, en un desafío en el que la organización marina tendrá a Ricky Nolasco en el montículo.

Este será un comienzo de temporada diferente para los floridanos, en gran parte porque por fin tienen la calma mental de saber que en el horizonte aguarda, ya seguro, el nuevo estadio.

Además en esta contienda, si bien los peces no son los favoritos para ganar la división, hay más expectativas luego de lo realizado en la campaña pasada, cuando aún en la última semana existía la opción matemática de avanzar a los playoffs.

Estos no son los mismos Marlins del 2008. Hubo cambios, y se produjeron con el objetivo de redefinir el ADN de la novena, más enfocada ahora en la defensiva, la velocidad en las bases y el pitcheo.

En búsqueda de ese objetivo se sacrificó el poder. Se fueron Mike Jacobs y Josh Willingham, también Scott Olsen viste una nueva camiseta y el cuerpo de relevistas sufrió prácticamente una remodelación completa, al irse Kevin Gregg, Doug Waechter, Mark Hendrickson y Joe Nelson.

Persiguiendo el ideal defensivo, los peces adquirieron al dominicano Emilio Bonifacio, quien ante el discreto rendimiento del cubanoamericano Gaby Sánchez terminó apoderándose de la titularidad de la antesala, empujando así al mexicano Jorge Cantú a la inicial.

El veloz Bonifacio se ganó también el derecho de ser el abridor en la alineación del mánager Fredi González, quien este año decidió colocar a Hanley Ramírez como tercero en el orden.

La rapidez no sólo la representa Bonifacio. También está el novato Cameron Maybin, quien pudiera ser alineado principalmente como octavo bate, lo que le dará velocidad al lineup tanto en la parte abridora, en el medio con Ramírez y al final.

Pero la joya de la corona es el pitcheo, especialmente la rotación.

Nolasco, Josh Johnson, Chris Volstad y el venezolano Aníbal Sánchez conforman lo que pudiera ser considerada la mejor rotación en la división y cuidado sino en la Liga Nacional.

Junto al zurdo Andrew Miller, quien iniciará en el bullpen hasta que el equipo necesite cinco abridores, la rotación constituye el bastión de las esperanzas floridanas. Y sobre ella pesará principalmente el chance de que continúe el progreso del equipo, que empezó en la contienda pasada y que exista a corto plazo la oportunidad de volver a la postemporada.

  Comentarios