Deportes

Es necesario restaurar el juego limpio en el béisbol

Muchos piensan que la admisión de Alex Rodríguez que utilizó sustancias ilegales para mejorar su rendimiento atlético debe convertirse en el punto y final de los escándalos de los últimos años en el béisbol. Yo no lo creo. Es más, me parece algo inadmisible.

Yo no conozco toda la verdad, ni creo que nadie la conozca. Pero existe algo incuestionable, el mundo deportivo profesional ha sido durante las últimas cuatro décadas un gigantesco experimento químico, donde el fin ha justificado los medios.

El uso de los esteroides no comenzó hace 20 años y el béisbol no fue el primer deporte donde se aplicó. La invasión comenzó en la década del 60 en el fútbol americano y representó un experimento para extenderlo a los restantes deportes.

Convertirse en millonario en la feria del músculo en los últimos 40 años en Estados Unidos no ha sido una tarea muy difícil para muchos, incluyendo a jugadores que en otras épocas sus nombres no se hubieran conocido. Esto llevó a que los atletas buscaran ser los mejores sin ver el método para lograrlo. Este fue el ambiente en que los deportistas desarrollaron sus carreras en dicha etapa.

El consumo de drogas floreció y se convirtió en parte integral del mundo deportivo. Y casi nadie escribía ni hablaba sobre este tema.

En el béisbol observamos bates que al romperse tenían corchos en su interior, hombres que nunca habían llegado a 15 jonrones en una temporada y pegaron 30, y a otros que se acercaban a 40, batearon 55 y hasta más de 60.

Cuando el descontrol de las drogas llegó a un punto de intolerancia, entonces estalló el escándalo y tuvieron que aplicarse las pruebas antidopajes para detener la enfermedad. Estas pruebas arrojaron que decenas de nombres "ilustres'' que marcaron estadisticas históricas, estaban envueltos en el uso de esteroides. En síntesis, más que ser unos superatletas, eran unos supertramposos.

La prueba la vimos en la pasada temporada con una disminución de bateadores con más de 40 jonrones, así como del número total de cuadrangulares en la temporada.

Los nombres de 103 peloteros de Grandes Ligas que dieron positivos en el 2003 aún no han sido revelados.

Considero que todos aquellos que aman al deporte deben exigir que se busque la verdad completa, no que se quede a medias.

Aunque el escándalo llegue al cielo, es necesario que se conozca todos los nombres de los peloteros que utilizaron sustancias ilegales para convertirse en más millonarios, más famosos y más superatletas. De esta forma, vamos a saber quiénes fueron los verdaderos superatletas por sus virtudes naturales.

El uso de esteroides para mejorar el rendimiento atlético es una trampa, la trampa es una ausencia de ética, y la ausencia de ética amenaza una estructura con más de 136 años de historia.

Es necesario salvar a las nuevas generaciones que representan el futuro del deporte de las bolas y los strikes en Estados Unidos.

  Comentarios