Deportes

El Heat de Miami obligado a ganar en Atlanta

Dwyane Wade responde a preguntas de una reportera.
Dwyane Wade responde a preguntas de una reportera.

Si es que existe, el Heat esta noche tratará de aprovechar el posible exceso de confianza de los Hawks para sorprenderlos en su propia casa y poner la serie 1-1.

Pero la tarea es más que difícil. El quinteto de Atlanta lució muy superior en el primer encuentro de los playoffs, donde le infringió una apabullante derrota al equipo de Miami, y nada indica que estén desconcentrados.

Los Hawks demostraron que son un equipo hecho, compacto y competitivo, no por gusto el año pasado estiraron a siete su serie ante los campeones Celtics.

El domingo se apoyaron en un juego vertiginoso en el segundo cuarto para dejar congelado al Heat y derrotarlo por 90-62.

Su delantero de poder, Josh Smith, lució inmenso y con varias clavadas espectaculares lideró el ataque con 23 cartones, además de tomar 10 rebotes. En la pintura se unió al dominicano Al Horford (14 puntos y nueve rebotes) para cerrarle el aro a Miami.

Todos los abridores de Atlanta estuvieron a gran altura. El escolta Joe Jonhson anotó 15 puntos, mientras que el armador Mike Bibby y el delantero Marvin Williams terminaban 10 cada uno.

Los mismos que Zaza Pachulia, viniendo desde el banco. El centro además tomó 10 rebotes y mantuvo el dominio local bajo los tableros.

Aunque su principal arma fue la defensa. Los muchachos de Mike Woodson se combinaron muy bien para frenar a Dwyane Wade y al resto de los jugadores del Heat y hacer que estos rozaran el ridículo el domingo en el Philips Arena.

Por eso el entrenador de Miami, Erik Spoelstra, después de analizar el video, sabe que tiene mucho que cambiar para contrarestar el poderío de los Hawks, pero lo que no sabe es cómo recuperar la mejor forma de algunos de sus hombres clave.

Jermaine O'Neal, Udonis Haslen, Daequan Cook y Jamario Moon se lesionaron en el ocaso de la temporada regular y parece que aún no están recuperados. Entre los cuatro apenas sumaron 18 puntos y tomaron nueve reportes. Si eso no cambia nada se puede hacer.

Spoelstra espera poder contar con el armador Mario Chalmers, quien no se ha entrenado por una torcedura en un tobillo. El novato dio sólo dos asistencia y encestó apenas tres de sus 10 intentos, aún así es un jugador vital en el esquema del Heat.

Si Chalmers distribuye mejor el balón, O'Neal y Haslem toman el balón bajo las tablas y Wade consigue mejores opciones de tiro, se puede luchar. Y si además Beasley, Moon y Magloire entran con acierto, el triunfo es posible.

Hoy a las 8 p.m. el Heat intentará la heroica ante unos Hawks que tienen un balance de 4-1 a su favor.

  Comentarios