Deportes

Regresa a la competencia oficial

La suspensión de tres meses de Michael Phelps llegó a su fin y el nadador estadounidense conmemoró el día: durmió hasta tarde y luego fue a la piscina.

Phelps afirmó que ni siquiera se dio cuenta que su suspensión terminaba el martes. Su entrenador Bob Bowman bromeó que tenía planes de inscribir a su nadador en un torneo por la noche.

"No tenía idea'', dijo Phelps sobre su castigo, que le impuso la federación estadounidense después de la publicación de una fotografía donde aparecía fumando marihuana en una pipa.

Phelps volverá a competir la próxima semana en Charlotte, Carolina del Norte. Esa será su primera competencia oficial desde que ganó ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing.

"Estoy contento por estar de vuelta en el agua y por estar más o menos en forma'', dijo Phelps, quien rebajó unos nueve kilos en los dos últimos meses. "Estoy volviendo a ponerme en forma para competir y preparándome para mi primera carrera desde Beijing''.

Phelps dijo que pensó en retirarse del deporte luego del escándalo. Después de todo, ya rompió el récord de Mark Spitz de siete medallas de oro en una misma olimpiada y se convirtió en el máximo ganador de preseas doradas en la historia de los Juegos Olímpicos, con 14.

Luego de escribir los puntos a favor y en contra para reanudar su carrera, Phelps decidió regresar al agua.

"Fue un error estúpido'', dijo en una entrevista en la piscina de la universidad de Loyola, en Baltimore.

Phelps dijo que la experiencia "me demostró quiénes son mis amigos y me dio tiempo para pensar''.

Phelps dijo que quiere seguir nadando hasta los Juegos Olímpicos de Londres, en el 2012.

En Charlotte, el atleta competirá en cinco disciplinas: los 50 metros libre, 100 libre, 200 libre, 100 espalda y 200 mariposa.

  Comentarios